Puerto Madryn, capital del buceo

La riqueza de la flora y la fauna de sus transparentes aguas hacen que la ciudad sea considerada la capital del buceo de la República Argentina. Además, Puerto Madryn ofrece a los visi-tantes avistaje de ballenas, lobos marinos, pingüinos y diferentes activi-dades durante todo el año.

Puerto Madryn ratifica su lugar privilegiado para el turismo de invierno en la costa patagónica con la temporada de ballenas a pleno, la reserva de lobos marinos colmada, centenares de miles de pingüinos magallánicos que se acercan a las costas de Chubut y una gastronomía siempre en busca de la excelencia.
Esta ciudad del sur patagónico, levantada a orillas del Golfo Nuevo, cuenta con una moderna y completa infraestructura para quienes la visitan: buenos accesos por carretera, aeropuerto, alojamiento, gastronomía, espectáculos, casino, centros comerciales y todos los servicios necesarios.

LOS CLASICOS
Si bien algunos de sus productos -avistaje de ballenas y buceo con lobos- son exclusivos de este lugar en invierno, la ciudad conocida como la Capital Nacional del Buceo ofrece actividades todo el año a los visitantes.
La riqueza de la flora y fauna de sus transparentes aguas hacen que Puerto Madryn sea considerada la capital del buceo de la República Argentina.
Hay varios operadores bien equipados donde contratar las salidas de buceo, comprar, vender, alquilar o reparar equipos e incluso tomar cursos de todos los niveles.
Los sitios ideales para bucear son:

1|Piedra Grande y Parque Las Piedras
Están ubicados al norte de la ciudad, a 600 m. de la costa y 400 m. del muelle de Aluar. Son formaciones rocosas, cubiertas de algas, asentadas sobre un fondo arenoso cuya profundidad varía entre los 5 y 11 m. La fauna de estos arrecifes naturales incluye meros, turcos, sargos, pulpos, escrófalos, estrellas de mar, cholgas y anémonas.

2| Río de Oro
Cercano al muelle L. Piedrabuena, a 800 m. de la costa, se encuentran los restos del Río de Oro, goleta de madera de 30 m. de eslora hundida a mediados del siglo pasado. La profundidad máxima es de 16 m. y el fondo presenta mucho limo, por lo que es conveniente tener un buen control de la flotabilidad para levantar limo y disminuir la visibilidad. La fauna común del lugar incluye meros, turcos, salmones, sargos y cholgas.

3| Parque Viejo y Parque Nuevo
Estos parques artificiales se formaron arrojando al fondo arenoso carrocerías, viejas maquinarias, estructuras de hierro y hasta una escultura de madera (El Pastor de los Abismos). Con el tiempo se fueron cubriendo de vida marina (pólipos, algas, etc.) que atrajo una gran cantidad de fauna: turcos, meros, sargos, salmones, pulpos, estrellas y erizos de mar y pulpos. Están situados frente a las playas céntricas, a sólo 500 m. de la costa, suelen contar con plataformas de apoyo, ideales para los bautismos submarinos. La profundidad varía entre los 12 y 17 m. (Parque Viejo), y entre 6 y 10 m. (Parque Nuevo).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico