¿Qué aportan a nuestro organismo los lácteos?

En la actualidad, el consumo de los lácteos se ha puesto en discusión ya que muchos consideran que produce varias enfermedades y que los seres humanos somos la única especie animal que, tras superar la época lactante, seguimos tomando leche.

Desde la Facultad de Medicina de Fundación Barceló, derriban estos mitos y concientizan a la sociedad sobre la importancia de incorporar los lácteos diariamente. Los lácteos (leche, yogur y queso) son los alimentos más completos para el ser humano y, por sus incomparables características nutricionales, son insustituibles.
Presentan ventajas trascendentes para la salud porque, debido a su aporte en cantidad y calidad de proteínas, calcio, vitamina D y fósforo, son indispensables para el crecimiento y desarrollo, y la formación y mantenimiento del sistema óseo y muscular.
Las Guías Alimentarias para la Población Argentina difundidas por el Ministerio de Salud de la Nación, recomiendan consumir 3 porciones de lácteos por día; es decir 1 vaso de leche + 1 vaso de yogur + 30 gr de queso. Son alimentos fuente de calcio, (por porción aportan 200mg) y su importancia radica en el porcentaje de absorción del mismo; sabemos que el calcio interactúa en el intestino con los demás componentes de la dieta. En consecuencia, algunos aminoácidos, péptidos, citratos, lactosa, y otros glúcidos favorecen la absorción. Mientras que ciertos compuestos como los fitatos (presentes en legumbres, cereales y semillas), oxalatos (presentes en hojas vegetales), ácidos grasos de cadena larga, fluoruros fosfatos y ciertas fibras pueden reducir la biodisponibilidad del calcio por la formación de complejos insolubles de dicho nutriente.
La Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNYS) ha mostrado una ingesta deficitaria de calcio. Entre el 95% y el 97% de la población en su conjunto no cubre los requerimientos diarios de calcio. El 94% de las mujeres de 10 a 49 años y el 46% de niños de 2 a 5 años tiene una ingesta inadecuada de calcio.
Durante la adolescencia, debido a las necesidades aumentadas, las ingestas recomendadas de calcio son las más elevadas de todos los grupos biológicos (1200 mg/día). El grupo de mujeres de 10 a 18 años es el que presenta mayor prevalencia de ingesta inadecuada de calcio (98%). De hecho, el calcio es el micronutriente más deficitario y peor adecuado en los grupos más vulnerables de la sociedad. La media de ingesta de calcio en nuestra población nacional fue de 367 mg en lugar de 1.000mg. En embarazadas el consumo promedio fue de 446 mg diarios, versus la recomendación de 1200 mg.

Asesoró: Dr. Silvio Schraier, subdirector de la carrera de Nutrición de la Facultad de Medicina de Fundación Barceló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico