¿Qué dijo José López en su declaración?

El ex funcionario aseguró que quiso quitarse la vida con un arma Glock y que los 9 millones de dólares estaban escondidos en un entrepiso falso debajo del tanque de agua de su casa.

José López accedió a declarar ante el juez Daniel Rafecas en la causa en la que está procesado por el delito de enriquecimiento ilícito. Se esperaba un escrito, pero el ex funcionario prefirió hacer uso de su derecho a hablar. Dijo que el dinero que le encontraron cuando fue detenido en el convento de General Rodríguez "es plata que provenía de la política", indicaron las fuentes consultadas.

Cerca del mediodía, cinco agentes del servicio penitenciario acompañaron a López desde el subsuelo del edificio de Comosodo Py, hasta el tercer piso donde se encuentra el despacho del juez Rafecas. Con chaleco antibalas, casco, esposado y vestido con un traje, López fue interrogado por la casa en Dique Luján en Tigre donde vivía con su esposa, que la justicia sospecha es de su propiedad.

Pero a la hora de dar nombres, le dijo al juez que "cuando tenga la fortaleza física y psíquica voy a dar nombres".

En su declaración indagatoria, el ex secretario de Obras Públicas dejó a salvo a su mujer, Amalia Díaz y a las monjas del convento, una de las cuales, la hermana Inés, ya fue indagada en la causa. Le dijo al juez que el convento era el único sitio donde "encontraba paz".

Además aseguró que quiso suicidarse con un arma Glock y que los 9 millones de dólares estaban escondidos en un entrepiso falso debajo del tanque de agua de su casa y que su mujer no sabía de ese dinero, sólo él, y que estaba paranoico porque lo estaban siguiendo.

López decidió declarar, lo que no había hecho cuando fue indagado por primera vez. No solo sobre la propiedad bajo la lupa, sino sobre la noche en la que fue detenido cuando intentaba ingresar los bolsos con casi 9 millones de dólares al convento de General Rodríguez.

Según las fuentes, siempre dijo que ese dinero "provenía de la política" y que es "injusto" el momento por el que está atravesando.

A lo largo de su declaración, desligó de toda responsabilidad a su esposa y a las monjas del convento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico