Qué es el lupus, enfermedad que afecta mayormente a mujeres

La actriz y cantante ex Disney, Selena Gómez anunció el año pasado que tomó una pausa en la música después de haber sido diagnosticada con lupus. La joven de 24 años dijo que ha recibido quimioterapia para tratar esta enfermedad que afecta el sistema inmunológico. Pero, ¿qué es exactamente el lupus?

El lupus es una enfermedad crónica, inflamatoria y autoinmune que puede afectar diversas partes del cuerpo. Afecta mayoritariamente a las mujeres entre los 15 y 44 años, pero los hombres, las personas mayores y los niños también pueden tener lupus.
Normalmente, el sistema inmunológico de nuestro cuerpo produce proteínas llamadas anticuerpos que protegen al cuerpo de invasores extraños, tales como virus y bacterias. Autoinmune significa que el sistema inmunológico no puede discriminar entre estos invasores y las células propias del cuerpo y crea autonticuerpos que atacan a los tejidos sanos, causando inflamación, dolor y daño en diversas partes del cuerpo.
Las causas del lupus se desconocen, pero los científicos presuponen que tres factores pueden desempeñar un papel: la genética, las hormonas y los factores ambientales.
Existe una predisposición genética que necesita de otros factores para que la enfermedad se manifieste. De hecho se han identificado ciertos genes que contribuyen al desarrollo de lupus. Se supone que particularmente los estrógenos pueden estar involucrados en la mayor afectación del lupus de las mujeres. Dos de los factores ambientales son los rayos ultravioleta (que pueden activar las células inflamatorias de la piel) y ciertos medicamentos. Además, las infecciones y el estrés podrían jugar un papel en el desencadenamiento de crisis en algunas personas. El lupus no es contagioso. No se puede contraer lupus de otra persona.
Los síntomas de lupus pueden variar de una persona a otra. Los más comunes incluyen dolor articular y muscular, fatiga extrema, erupciones cutáneas, fiebre y pérdida del cabello. Algunas manifestaciones de lupus no son inmediatamente evidentes, y el diagnóstico precoz juega un papel importante en la prevención de daños en los órganos vitales. No hay un único análisis para el lupus, por lo que el médico procederá a extraer sangre para una variedad de estudios. El historial clínico del paciente y de sus familiares son también importantes para el diagnóstico de lupus.
Aunque aún no existe una cura para el lupus, el diagnóstico precoz y el tratamiento médico adecuado pueden ayudar significativamente a controlar la enfermedad. Debido a que no hay dos personas con lupus iguales, el mejor método de tratamiento es dar con un equipo de atención médica que tome en cuenta cuidadosamente la condición específica de cada paciente. Las personas que mejor han logrado convivir con lupus han aprendido a equilibrar sus vidas, adaptándola a esta enfermedad crónica: mantener una dieta saludable, descansar lo suficiente, evitar el estrés y la exposición a la luz solar y ultravioleta, dejar de fumar y beber con moderación.
Un creciente número de proyectos de investigación sobre el lupus están en marcha, en busca de nuevos y mejores tratamientos para controlar el lupus, y para algún día quizás, lograr su cura.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico