¿Qué es el síndrome del bebé sacudido?

El síndrome del bebé sacudido es una lesión cerebral provocada por una sacudida violenta. Sacudidas intensas causan sangrado, moretones e inflamación en el cerebro de su bebé. Como resultado, reduce la cantidad de oxígeno que llega al cerebro de su bebé. Es probable que provoque daño cerebral severo y definitivo y puede ser de peligro mortal.

Es posible que el cuidador de un bebé se frustre, se asuste o se enoje a causa del llanto incontrolable del bebé. Podrían sacudir al bebé debido a la frustración y el deseo de cesar el llanto. Esto es abuso infantil, aún si es accidentalmente ocasionado.
SIGNOS Y SÍNTOMAS
El niño llora incontrolablemente y se encuentra irritado, piel fría, pálida o color azul, apetito deficiente, debilidad, somnolencia o dificultad para despertar a su bebé, sangre o manchas de sangre en el ojo, la zona blanda en la parte superior de la cabeza del bebé se encuentra abultada, convulsiona o estado de coma, y o dificultad para respirar o respiración lenta.
¿Cómo se diagnostica? Los médicos buscan lesiones particulares para diagnosticar el síndrome del bebé sacudido. Estas lesiones pueden incluir sangrado en el cerebro y ojos y fracturas en las costillas y huesos.
Un niño que sufre del síndrome del bebé sacudido podría presentar sangrado en sus ojos. Esto podría llevar a ceguera. Los niños que sobreviven el síndrome del bebé sacudido podrían presentar retraso mental, problemas nerviosas y musculares y retrasos en el crecimiento. Es probable que requieran atención médica de por vida. El síndrome del bebé sacudido puede ser de peligro mortal.

¿QUE PUEDO HACER PARA PREVENIR EL SINDROME DEL BEBE SACUDIDO?
Averigue por qué su bebé llora: llorar es normal en un niño. Un bebé llora por muchas razones. Podría tener hambre, necesitar que le cambien el pañal o porque tiene mucho frío o calor. Algunas veces llora sólo porque quiere que lo alcen. El llanto también puede ser una de las maneras que su bebé libera el estrés o la tensión. Si se lesiona o se enferma, su bebé podría llorar para avisarle.
Elija cuidadosamente quien le cuida su bebé: asegúrese que toda persona que cuida a su bebé, incluso las niñeras, entienden el peligro del síndrome del bebé sacudido. Si usted tiene inquietudes acerca de las personas que tienen contacto con su niño, no permita que se quede sólo con ellos.
Maneje sus sentimientos: es normal sentirse perturbado y enfadado cuando su bebé llora desconsoladamente. Cuando sienta perturbado con su bebé, llame a un amigo o un familiar. Coloque los números telefónicos en un sitio donde usted pueda verlos y usarlos.
Si su bebé llora muy fuerte y usted no puede consolarlo, haga lo siguiente: deténgase: Coloque a su bebé en un lugar seguro y salga del cuarto. No toque al bebé si usted se encuentra perturbado o enojado.
Cálmese: llame a un familiar o un amigo para apoyo y consejos. Cuente lentamente hasta 10 y respire profundamente varias veces.
Trate nuevamente: cuando se haya calmado, vuelva con su bebé y trate nuevamente de ayudarle para que deje de llorar. Coloque a su bebé en un carrito o sáquelo a caminar. También podría intentar a consolarlo con su cobija preferida o un muñeco de peluche.
Comuníquese con el médico de su niño si: su niño tiene fiebre, su niño llora fuertemente y usted no es capaz de consolarlo, usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico