Quedó destruida parte de la red de gas que se construía en Malvinas Argentinas

Calles anegadas, casas destruidas y grandes pérdidas de agua son algunas de las complicaciones que aquejan los vecinos del barrio Malvinas Argentinas. El temporal también provocó que se destruyera parte de la red de gas que beneficiaría a un centenar de familias. Los vecinos reclaman que las maquinas no ingresan al barrio y que deben guiar a los maquinistas para que sepan dónde deben trabajar.

Malvinas Argentinas es uno de los tantos barrios golpeados por el temporal que inició hace 28 días en Comodoro Rivadavia. En su ingreso se puede observar hasta donde llegó el barro por la tormenta más grande que vivió esta ciudad, la cual rompió parte de la red de gas que se había comenzado a construir el año pasado en el sector y que iba a beneficiar a más de un centenar de familias.
“Los caños se salieron todos y seguramente van a tener que empezar a hacer todo de nuevo porque hubo sectores donde el agua se llevó puesto todo lo que encontraba a su paso. Una parte de los caños terminaron en el cañadón que se formó cuando reventó el acueducto. Ahora no sabemos cómo vamos a hacer para que se vuelva a reactivar la obra porque nadie viene y se hace cargo de lo que paso”, manifestó Alejandro, uno de los vecinos que vive hace 16 años en el sector.
El damnificado aseguró que nadie todavía se hizo presente en Malvinas Argentinas, "ni siquiera los medios de comunicación que se llenan la boca hablando que están en todos los barrios. Ustedes (por El Patagónico) junto con un diario de Buenos Aires fueron los únicos que han venido”, aseguró.
"A sí quienes le debemos una gran ayuda es a los de (la agrupación Comodoro) 4x4 porque nunca dejaron de venir. Aun en los días de plena lluvia se paraban en el cerro y desde ahí nos preguntaban a donde tenían que ir a ayudar”, agregó.

PIDEN LA LLEGADA
DE MAQUINA
Otro de los reclamos de los vecinos del barrio Malvinas es la falta de máquinas para sacar el barro del sector. Esto permitiría emparejar los terrenos para poder reconstruir las viviendas afectadas, ya que muchas de ellas fueron destruidas cuando la tierra comenzó a ceder por la gran cantidad de agua.
“Mucha gente perdió sus casas porque el terreno no era firme y con la segunda parte de la tormenta todo se vino abajo. Ese día nosotros escuchamos el sonido de una explosión pero pensábamos que se había derrumbado un poste de luz y cuando caminamos dos pasos más nos dimos cuenta que se habían caído dos casas”, explicó Alejandro.
Esas dos viviendas a la que se refiere el vecino se encuentran en el ingreso del barrio y su propietario las estaba terminando de reacondicionar para que puedan ser alquiladas en corto tiempo, pero el temporal arruinó todos sus planes.
“No había nadie porque el vecino la está preparando para alquilar. Justo el día de la primera tormenta el pintor había terminado todo el interior y dos días más tarde se cayó. El vecino está destruido porque invirtió mucha plata”, contó Alejandro, asegurando que las maquinas no ingresan al barrio y que cuando lo hacen deben guiar al maquinista porque no hay un plan de trabajo, algo que los indigna.
“Nosotros tenemos que andar diciéndole a los trabajadores donde deben pasar porque si no dan vueltas nomas. Es una cosa de no creer. El otro día tuvimos que explicarle al pibe (maquinista) que debía pasar por tal y tal calle y él nos decía que solo le dijeron que tenía que venir acá para cumplir”, indicó el vecino.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico