Quedó detenido el portero que dejó al borde de la muerte a su mujer en Trelew

Jorge Carrasco fue imputado ayer por la feroz golpiza que le propinó a su pareja, Victoria Ortega, quien se negó a darle dinero para comprar más cerveza durante la madrugada del sábado. Los puntapiés recibidos le reventaron el bazo a la mujer y tuvo que ser extirpado. El agresor recibió seis meses de prisión preventiva. Mientras que la víctima pelea por su vida en el hospital de esa ciudad.

Un nuevo caso de violencia de género conmociona a Chubut y en especial a la ciudad de Trelew, dada la ferocidad con la que actuó el portero que se desempeña en un colegio de esa ciudad.
Según expuso ayer el fiscal Marcos Nápoli, durante la audiencia de apertura de investigación del caso, la agresión se produjo a las 3 del sábado en el domicilio que compartía la pareja y sus cuatro niños.
Luego de beber unas cuatro botellas de cerveza, Jorge Carrasco (33) le pidió a su mujer, Victoria Ortega, que le diera dinero para comprar más bebidas. Sin embargo, ella se opuso ya que solo tenía unos ahorros para alimentar a sus hijos: un menor de tres años y dos mellizos nacidos hace unos seis meses.
Ante la negativa, el hombre la golpeó con sus puños y una vez en el piso comenzó a patearla. Según informó el fiscal, los golpes fueron efectuados con tal ensañamiento y violencia que le ocasionaron traumatismos graves en el tórax y abdomen. La indefensa mujer solo atinó a cubrirse la cara con sus manos y terminó desvanecida. El atacante tomó el dinero y se alejó del lugar.

VIOLENCIA SEXISTA

Nápoli en la audiencia de ayer explicó que en un momento de la noche Victoria reaccionó y se acostó junto a sus hijos. Pero al poco tiempo se despertó descompuesta y vomitó sangre. Ante esa situación dio aviso a la policía y contó lo sucedido. Esa denuncia permitió la detención de su pareja horas después.
El fiscal aseguró que los puntapiés que recibió la mujer en su cuerpo le causaron la explosión del bazo, el cual fue extirpado por los médicos.
Y describió la diferencia física notable del agresor, quien ejerció "violencia sexista y de género. La mujer pudo no haberse despertado y solo se salvó por la atención médica", señaló el funcionario judicial.
En ese marco, Nápoli solicitó la prisión preventiva del imputado por el tiempo que dure la investigación, dando cuenta de la gravedad de lo ocurrido, y teniendo en cuenta que anteriormente hubo cuatro denuncias contra Carrasco por ataques similares. Dos de ellas se registraron este año, una en 2016 y la restante en 2013. Pero todas "fueron archivadas o desestimadas".
Por su parte, el defensor Javier Allende se opuso a la calificación legal dando a entender que el móvil de la agresión había sido la obtención del dinero, sin la intención de querer matar.
Explicó que no puede tratarse de una tentativa de homicidio y sí de lesiones graves. Y argumentó que su cliente es portero en una escuela de Trelew y tiene fuertes vínculos con sus hijos.
Por todo esto propuso que Carrasco cumpla prisión preventiva en un centro de detención con permisos laborales, con el fin de encargarse de la mantención de sus hijos.
No obstante, el juez Fabio Monti resolvió la apertura de investigación con la calificación de tentativa de homicidio. Calificó el delito como “gravísimo, con multiplicidad de lesiones y donde está presente la cuestión de género". Y le dictó prisión preventiva por seis meses, dado intervención al Juzgado de Familia y el Servicio de Protección de Derechos.
La víctima permanece internada con riesgo de vida en una sala de terapia intensiva del hospital de esa ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico