Quedó libre tras ser denunciado de maltratar a su pareja en Standart

En una primera intervención policial durante la madrugada de ayer, la víctima había asegurado que su pareja la golpeó y que la amenazó con prenderla fuego. El presunto agresor fue detenido y puesto a disposición de la Justicia. Después la mujer denunció sólo amenazas y negó la agresión física. En ese contexto, la fiscal del caso sólo pudo acusar al sospechoso por dichas amenazas. El juez le dictó exclusión del hogar y prohibición de acercamiento a la denunciante.

Un confuso episodio enmarcado en violencia de género se registró ayer de madrugada en un domicilio de Standart Centro. La policía de Kilómetro 8 recibió un alerta sobre que una mujer estaba en peligro y concurrió al domicilio de la calle Código 2399 al 400.
De acuerdo a la información brindada por la policía a El Patagónico, la víctima de 27 años llegó a la vivienda donde convive con su pareja. Este se hallaba con un grupo de amigos consumiendo bebidas alcohólicas y de un momento a otro se inició una discusión de pareja.
Los amigos del hombre, identificado posteriormente por fuentes oficiales como Guillermo Nicolás Olmos (32), decidieron retirarse. Según manifestó la mujer a los uniformados que tomaron intervención en esa primera instancia, el individuo la habría agredido físicamente.
Olmos escapaba a bordo de una bicicleta cuando arribaban los uniformados y terminó detenido.
Según la policía, la mujer presentaba manchas de sangre en el pantalón que tenía puesto, estaba descalza y alterada por la situación vivida. En ese contexto, le dijo a la policía: "deténganlo al de la bici, es mi pareja. Me pegó, le agarró un ralle, me quiso prender fuego", indica la actuación policial.

DENUNCIA FISCAL

Ya en horas del mediodía se desarrolló la audiencia de control de detención y apertura de investigación contra Olmos. La misma fue presidida por el juez de turno, Miguel Angel Caviglia. Mientras, el Ministerio Público estuvo representado por la fiscal Mónica García.
La acusadora pública contaba con una denuncia en la cual no se describía violencia de género y la mujer sólo indicaba que había recibido maltrato verbal y amenazas. La actuación de la fiscal apuntaba a que Olmos estaba alcoholizado y había golpeado las paredes, pero no a su pareja.
García pidió que se declare legal la detención y que Olmos sea imputado por el delito de amenazas, según las evidencias recolectadas por los auxiliares de la justicia.
Mientras, el defensor público Ariel Quiroga que asistió al imputado relató a este diario que Olmos "no quiso declarar, si bien la versión de él es totalmente distinta (a la de la Fiscalía). Yo esto se lo comuniqué al juez, mi intención era que el imputado declarara pero no quiso y no tiene la obligación".
El abogado agregó: "existe la posibilidad que la investigación se amplíe por delitos más graves, de todas formas la denunciante dice que tiene lesiones pero hay que acreditarlas. Por lo tanto, mi defendido se va en libertad por el delito de amenazas".
En su resolución, el magistrado dispuso la prohibición de acercamiento y la exclusión del hogar de Olmos por el plazo de 90 días. Además, otorgó el mismo plazo para concluir con la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico