Quedó en prisión preventiva por el robo a un automovilista con un destornillador

Walter Aybar, con antecedentes penales, fue detenido el domingo a las 0:35 por personal policial de la Seccional Segunda, como sospechoso de haber asaltado a un automovilista en Viamonte y Formosa quien recibió un puntazo en un brazo. La juez Gladys Olavarría le dictó un mes de prisión preventiva.

Walter Luciano Aybar, de 26 años, debe cumplir prisión preventiva durante un mes, como imputado por un robo agravado que se produjo el domingo en la madrugada en el barrio PIetrobelli, cuando un automovilista fue atacado para robarle las pertenencias.
Aybar se hizo conocido públicamente durante 2014 luego de que protagonizara causas penales mientras gozaba la libertad condicional. Había sido uno de los 17 beneficiados por un juez de ejecución que les otorgó la libertad condicional tras un hábeas corpus por la emergencia carcelaria.
El lunes, la juez Gladys Olavarría le dictó un mes de prisión preventiva a raíz del pedido de medida de prisión preventiva que solicitó el Ministerio Público Fiscal que investiga a Aybar por un robo agravado que se produjo el domingo 6 de marzo a las 0:35 en Viamonte y Formosa.
La víctima esperaba a su novia en un Chevrolet Corsa, frente al jardín "Los Grillitos", en donde fue abordado por tres personas. Se presume que una de ellas era Aybar y que fue también el que le asestó un puntazo con un destornillador en un brazo. La intención de los ladrones, según la víctima, era robarle el vehículo, pero se resistió. Le sacaron la billetera, documentación y el teléfono celular.
Tras el robo, policías de la Seccional Segunda detuvieron a Aybar por las características aportadas por los testigos y le secuestró un destornillador con la punta afilada. Los otros dos sospechosos alcanzaron a escapar.
Ante el pedido de la Fiscalía, ordenó un allanamiento en la vivienda de Aybar y los policías secuestraron en el lugar un teléfono celular marca Samsung que sería de la víctima.
En 2014 Aybar fue uno de los 17 condenados que accedió a "la fase temporal de acceso a la libertad condicional o asistida, en carácter extraordinario", tras la emergencia carcelaria denunciada por la Defensa Pública.
En febrero de 2012 había sido imputado por resistencia a la autoridad y robo agravado por el uso de arma. Durante un allanamiento en su domicilio, golpeó a dos policías y le secuestraron el arma de fuego que habría utilizado para robar.
En noviembre de 2011, durante un juicio abreviado, había recibido una condena de 3 años de prisión en suspenso.
El 7 de setiembre de 2014, en tanto, llegó junto a dos individuos hasta una vivienda en construcción en la zona de usurpaciones de Kilómetro 8. Llevaba dos armas en la cintura e increpó a la víctima. "Váyanse porque los voy a cagar a tiros", expresó según la denuncia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico