Quemaron la camioneta de un delegado de la UOCRA en supuesta represalia

Una Ford Ranger perteneciente a un delegado de la empresa Vértigo SRL quedó destruida luego de que una persona le arrojara alcohol etílico en su interior y le prendiera fuego. La agresión se produjo mientras se llevaba a cabo una reunión con los directivos de esa firma por trece telegramas de despido que enviaron en los últimos días. Desde la UOCRA consideraron que el autor del atentado sería uno de los despedidos que quiso tomar represalias contra su ex delegado.

La reunión entre delegados y responsables de la empresa Vértigo SRL se llevaba a cabo ayer en el edificio central de la compañía en la zona alta del casco céntrico, para tratar el conflicto por trece despidos que se confirmaron el miércoles.
El encuentro se vio interrumpido cuando un grupo de vecinos comenzó a gritar que una camioneta se estaba prendiendo fuego. Ante la densa cortina de humo varias personas ayudaron a combatir las llamas, pero estas consumieron el 70% del vehículo.

CAMIONETA UOCRA.jpg

En esa camioneta había llegado Leonard Flores, uno de los delegados convocados. Se la había prestado su suegro porque su esposa está a punto de tener a su hijo, comentó a El Patagónico.
"Vivimos en Castelli y mi mujer tiene fecha para estos días. En cualquier momento puedo ser padre; por eso me prestaron la camioneta. Ahora no sé con qué cara le voy a devolver la camioneta o lo que queda de ella", lamentó.
Mientras, el vocero de los trabajadores de la construcción nucleados en la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Rubén Crespo, manifestó su presunción de que el siniestro fue ocasionado por los uno de los trabajadores despedidos ya que "parece que no quedó satisfecho con el mensaje del gremio de que el lunes se paralizaría la obra si no se producía la reincorporación del personal despedido y el pago adeudado por lo que decidió quemar la camioneta".

REPRESALIAS

onfire.jpg
El altercado con la camioneta alteró aún más los nervios desencadenados tras los telegramas de despido.
El altercado con la camioneta alteró aún más los nervios desencadenados tras los telegramas de despido.

Crespo lamentó el episodio que se dio en el marco de la incertidumbre generada por los despidos y explicó que la situación data desde hace varios meses cuando se había firmado en la Secretaría de Trabajo un convenio en el que se comprometía que los obreros de esa empresa estarían parados, pero cobrando su sueldo hasta que se hiciera efectiva una nueva obra.
El vocero de la UOCRA también afirmó: "la empresa no cumplió con ninguno de los convenios y está retrasada en el pago de las quincenas y el aguinaldo. Lejos de cumplir con lo que habíamos pactado decidió avanzar y despedir a los trabajadores. Por eso se viene generando este clima de incertidumbre".
Mientras, Flores sostuvo que según el relato de los vecinos y a partir del registro de cámaras de seguridad de un edificio de la zona, se puede observar que una persona rompe una ventana de la camioneta y arroja un líquido ardiendo en el interior del vehículo. "Los bomberos luego sacaron una botella de alcohol etílico", manifestó el damnificado.
"Lo único seguro es que fue una persona y que se movilizaba en un (Chevrolet) Astra negro. No puedo decir si se trataría de un ex compañero o de otro sindicato porque estaría mintiendo. Ahora lo que me preocupa es que la empresa se haga cargo de los compañeros que se quedaron sin trabajo y explicarle a mi suegro que se quedó sin camioneta", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico