Quemaron la vivienda que había sido baleada y usurpada en Ciudadela

Efectivos de la comisaría Mosconi y bomberos del destacamento de kilómetro 8 acudieron esta madrugada a un principio de incendio en la vivienda que había sido baleada y usurpada en Ciudadela. La familia damnificada ya no se encuentra en el barrio.

Según pudo averiguar El Patagónico el hecho fue cerca de las 04.30 de este martes, cuando se acudió a un principio de incendio en la vivienda de la calle Código 1975 al 2.100 de barrio Ciudadela.

Desconocidos "prendieron colchones en la puerta principal" provocando el siniestro que afortunadamente no se llegó a expandir al interior del inmueble, según se informó desde la dependencia de Mosconi.

Tal como adelantaba este medio, se trata de la misma casa en la que una familia venía siendo víctima del asedio de la delincuencia durante el fin de semana, primero con el tiroteo a su vivienda y luego con la usurpación de la propiedad.

Por el hecho- durante el fin de semana- la Policía de Mosconi detuvo a Gabriel Guichapani, de 43 años, y a Mariana Salvo, de 40, por violación de domicilio y les restituyó la casa a los damnificados, quienes ya no se encuentran en el barrio.

Paralelamente, se abrió una causa porque la familia denunció también que le faltan algunos muebles y hay una prohibición de acercamiento.

Como consecuencia de los hechos de violencia, desde la dependencia policial de zona norte indicaron que realizarán recorridas policiales permanentes en el lugar.

El incendio habría sido intencional dado las constantes amenazas que venía sufriendo la familia, quienes denunciaron a través de El Patagónico el hostigamiento que venían sufriendo para dejar la propiedad para luego ser usurpada.

Se trata de una modalidad que los delincuentes quieren establecer, en este caso en zona norte, amenazando a las familias hasta que logran que abandonen sus hogares por temor, para así ocuparlas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico