"Queremos ganar la que nos falta, la de oro", dijo Noel Barrionuevo

Asegura que, pese al recambio, no cambia la ambiciosa meta de las Leonas en Río de Janeiro. "Demostramos que podemos ganar sin Lucha", dice. Y cuenta sobre la ayuda social que realiza.

Era la conquista que necesitaban. Y el envión que les faltaba. Cuando quedan poco menos de 40 días para el comienzo de los Juegos Olímpicos, las Leonas fueron a Londres y ganaron el torneo que tenían que ganar, el Champions Trophy, que reúne a los 6 mejores seleccionados del mundo. Fue la 7ª vez que Argentina se consagra en el certamen y la primera sin Luciana Aymar, retirada desde hace un año y medio. "Es un título muy significativo para nosotros. Lo fuimos a buscar y lo logramos de la mejor manera. Y obviamente que tiene un plus que sea tan cerca de Río y ya sin Lucha en el equipo. Demostramos que podemos ganar sin ella", explica Noel Barrionuevo, autora de un gol en la final (2-1 a Holanda) y una de las líderes de esta renovada selección de hóckey.

- ¿Cómo han logrado disimular la baja de Lucha, la mejor del mundo por años?
El grupo se solidificó, se hizo más fuerte y hubo un convencimiento de cómo teníamos que seguir, con un juego mucho más colectivo, sin dependencias de jugadoras puntuales. Se fue Lucha, que fue la mejor por años, y otras chicas que han renunciado, pero seguimos siendo las Leonas. Y esa esencia, ese legado de tantos años, se notó en este torneo.

- Hay mucho recambio en este plantel. ¿Qué tienen estas Leonas?
Mucha juventud y ganas de hacer las cosas bien. Las chicas que se han sumado tienen mucha predisposición y eso nos viene buenísimo para las más veteranas, que estamos más desgastadas y cansadas (se ríe). Pero, a la vez, somos las Leonas de siempre, con los valores y códigos de equipo que por suerte se siguen pasando de equipo en equipo.

- ¿Cómo es ser líder a los 32 años? ¿Es difícil guiar a las más chicas de hoy?
Sí, me toca ser líder con otras de las veteranas del plantel y la verdad que me gusta, es más que nada poner pautas de convivencia, como en cualquier grupo. Por suerte se armó uno muy lindo y las más chicas que llegan a este nivel ya tienen una disciplina, un compromiso y humildad que las hace diferentes. No hay tanto que marcarles.

- Las Leonas llevan más de 15 años siendo una referencia, una marca del deporte argentino. ¿Cómo lo han logrado?
Logrando que los valores se transmitieran en el tiempo, como el compromiso, el sacrificio, la humildad, el compañero y el respeto por el otro. Esa es la base, más allá del talento que cada grupo ha logrado reunir.

- Imagino que una medalla es el objetivo de Río. Pero les falta la de oro luego de la plata en Sydney 2000 y Londres 2012 y los bronces de Atenas 2004 y Pekín 2008. ¿Es una espina?
El objetivo es estar en el podio, algo que considero muy probable. Pero para las más veteranas el sueño mayor sería sacarnos la espina y conseguir la de oro. En Londres nos quedamos con las ganas (NdeR: perdieron la final ante Holanda). Yo, por caso, ya tengo una de bronce y una de plata y la verdad es que me gustaría. Será muy difícil porque el contexto es más duro. Las rivales han crecido, lo vivimos ahora en el Champions Trophy. Pero el sueño está.

- La medalla en solidaridad ya la tenés porque venís haciendo mucha ayuda social a través de tu sponsor, Weber Saint Gobain.

(Se ríe) No creo que tanto como medalla, pero me gusta mucho poder ayudar y Weber me dio la chance. Por eso acepté la propuesta, por el liderazgo que tiene la empresa a través de estas acciones. Weber dona los materiales para el proyecto Vivienda Digna, en Derqui. Son familias que no tienen casas y se encargan ellas mismas de la construcción. Luego, cuando están listas, se sortean entre ellas. Estuve allí hace unos meses, hablando con las familias y visitando este proyecto. Es muy interesante. Es la pequeña huella que puedo dejar en la comunidad.
En la cancha, por suerte, la viene dejando hace años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico