Quieren recuperar el busto de Güemes en el barrio Mosconi

Mañana se realizará un acto en la plaza donde está ubicado. Se encuentra deteriorado por el paso del tiempo y la falta de cuidado.

Comodoro Rivadavia tiene un busto de Martín Miguel de Güemes en el barrio Mosconi, en la plaza ubicada frente a la asociación vecinal. Mañana a las 11, habrá un acto para reivindicar su figura, en el marco del feriado nacional en su memoria, y valorar ese monumento en Kilómetro 3.
El busto no está en las mejores condiciones porque tiene dos pintadas en aerosol y un deterioro de su brillo, además de la estructura de piedra que está sin cuidado. Atrás, el municipio construye otro monumento a la comunidad catamarqueña para remodelar esa plaza.
Esteer Cordero es la referente del barrio Mosconi, adonde llegó hace muchos años desde la provincia de Salta. "Personalmente, me siento satisfecha que en este lugar de la Patagonia tengamos este monumento de Güemes. Un grupo de vecinos ya denunció el lamentable estado en el que está, así que llamamos al municipio para hacer este homenaje", manifestó.
Además de Cordero, Cristina Saraiva, Alicia Ovejera y Julia Fernández de la comisión directiva de la vecinal, invitaron al acto de mañana a las 11 con el objetivo de valorizar el busto para toda la comunidad comodorense, en ese día que por primera vez será instaurado como feriado nacional.
"Asistirá la municipalidad con la presencia del secretario de servicios a la comunidad, Rubén Palomeque, el Centro Salteño y también está invitado Gendarmería porque Güemes es el protector de esa fuerza", contó Saraiva, de la comisión directiva del Mosconi, a El Patagónico.
"El busto está completamente olvidado, no tiene nombre y es el único que hay en Comodoro. Además, nos gratifica este reconocimiento al defensor de nuestras fronteras", agregó Saravia.
"Es una gran emoción que se recupere la figura de Güemes, uno de los patriotas que pocas veces se lo nombra cuando su desempeño en la guerra de la independencia fue fundamental. Cuando era gobernador de Salta en 1815, organizó una milicia de vecinos que con lanzas salían para desorientar a las tropas españolas, que venían del Alto Perú, para hacerlos retroceder. Esa era la guerra gaucha", explicó Cordero.
"Este tipo de defensa del suelo patrio –continuó- permitió que San Martín pudiera en Cuyo abocarse a la formación del ejército de las Andes. Una pieza clave fue Güemes con sus gauchos, esas milicias que era gente del lugar y conocía todos los recovecos, esa fue la gran estrategia: el ataque sorpresivo, hacer retroceder y contener a las tropas españolas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico