Quieren revertirle el área a Enap Sipetrol por incumplimiento del acuerdo firmado

En Pampa del Castillo bajaron dos equipos y los trabajadores cortaron la actividad con piquetes. El sindicato solicita medidas más duras como la reversión, que será un tema a plantear mañana en Buenos Aires.

La bronca de los petroleros por la baja de dos equipos en Pampa del Castillo provocó ayer piquetes desde temprano contra Enap Sipetrol. La operadora, propiedad del gobierno de Chile, no cumplió con el acuerdo de sostenimiento de los equipos de torre en yacimiento y mañana debatirán el tema en Buenos Aires.
El Ministerio de Hidrocarburos de Chubut inició tres expedientes este año contra Enap Sipetrol por incumplimientos del contrato de extensión y en lo que va de este año en el marco de los convenios firmados desde febrero. La reversión del área (es decir que vuelva a manos de Provincia para relicitarla) sonaba fuerte ayer.
"Si no les sirve el yacimiento, hay que tomar una iniciativa y creo que lo debe hacer el Gobierno provincial. Decirles que si no les sirve, lo entreguen y se vayan", dijo el sindicalista petrolero Jorge Ávila. "El camino es trabajar juntos para lograr que los que tienen que poner la plata cumplan porque tienen concesiones por 20 o 25 años", reclamó.
Los equipos que bajaron fueron un pulling y un workover, de San Antonio y SP, respectivamente, en un clima conflictivo en la cuenca por los movimientos en las empresas de servicios de despojarse de mano de obra ociosa ante la baja de la actividad.
"Esta operadora tendría que haber sacado un equipo perforador cuando concesionaron el área y nunca lo hicieron por la crisis petrolera en 2015 y ya en 2016", criticó Ávila en relación al acuerdo de extensión de la concesión en mayo de 2015. "Ya no es tanto el tema la crisis; parece también una tomada de pelo esto", acotó.
El intendente Carlos Linares recibió a Avila ayer cuando este conflicto se destapó. "El año pasado expusieron que para efectuar inversiones necesitaban una ampliación del contrato; se le aprobó y ahora en vez de invertir, están desinvirtiendo y bajando equipos, con la excusa de que no les es rentable la operación", dijo el intendente.
Los trabajadores de San Antonio y SP, entre otras contratistas, mantienen los piquetes y la presencia en el área Pampa del Castillo-La Guitarra a la espera de una comunicación favorable por estos equipos. Enap Sipetrol también es socia no operadora en Campamento Central-Cañadón Perdido junto a YPF.
Lo que esperan los operarios es el cumplimiento de todas las operadoras en sostener la actividad hasta el 31 de julio, día en el que terminan los seis meses de tregua entre sindicatos y empresas. Una tregua bastante pisoteada, con su máxima expresión el viernes 6 de mayo con la masiva movilización petrolera -junto a otros sindicatos- hasta la rotonda de las rutas 3 y 26.
"De una operadora petrolera se espera que perfore, produzca, opere y haga una correcta comercialización. Esto es lo que pretendemos y no creemos que se le pida mucho", dijo el ministro de Hidrocarburos, Sergio Bohe. "Deben respetar el contrato; si no les da el cuero, por capacidad técnica o económica, lo tienen que hacer notar y buscaremos una salida más venturosa para ellos porque no queremos que se fundan tampoco".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico