Quisieron asaltarlo pero engañó a los ladrones al fingir un desmayo

Un hombre que ingresaba a su vivienda de la calle Maliqueo al 700 fue abordado por dos delincuentes que a punta de pistola le exigieron dinero. En ese momento se le cayó el manojo de llaves y simuló un desmayo. Con la víctima en el suelo, fingiendo estar inconsciente, los asaltantes no pudieron determinar cuál de todas las llaves era la de la puerta de entrada a la casa y se marcharon dejando tirado el manojo.

En medio de la ola de asaltos armados a viviendas en distintos sectores de Comodoro Rivadavia, el lunes un habitante de la calle Maliqueo al 700, en el barrio Roca, logró engañar a una pareja de delincuentes, lo que confundió a los asaltantes y lo hizo desistir de ingresar a su casa.
Según informaron fuentes policiales, la víctima llegaba sobre las 20:30 del lunes a su vivienda y cuando se disponía a abrir el portón se le cayó el manojo de llaves.
Justo en ese momento lo abordaron dos delincuentes, uno de ellos a punta de pistola, y le exigieron dinero. "La plata, la plata", le insistían los asaltantes.
Cuando el hombre se agachó para levantar las llaves, se desplomó fingiendo un desmayo.
Los asaltantes, al no saber qué llave era la que abría el portón de la vivienda, debieron desistir del robo y escaparon corriendo. En el caso tomó intervención personal policial de la Seccional Tercera y la Brigada de Investigaciones.

OTRA VEZ EN BARRIO ROCA
En esa zona del barrio Roca ocurrieron al menos dos asaltos a viviendas en los últimos 15 días. El primero de ellos se produjo en Jornada al 2.400 casi Polonia. Sucedió el 1 de junio cuando dos delincuentes ingresaron a una vivienda familiar con cuchillos en mano y redujeron a las víctimas para llevarse, billeteras, teléfonos celulares y un televisor.
El mismo día, a metros de ese lugar, dos delincuentes asaltaron la sucursal de las heladerías Del Viento en la avenida Polonia. Tras reducir a los empleados y clientes en el baño, se llevaron la recaudación.
El jueves 8 de junio a la noche dos delincuentes ingresaron a una vivienda de Yupanqui casi Canadá. Forzaron a patadas la puerta trasera y redujeron a un médico y a su esposa a punta de pistola. Se llevaron 20 mil pesos y teléfonos celulares. En la huida los delincuentes que actuaron con guantes y encapuchados, amenazaron con el arma a un vecino que se topó con ellos en la calle.
Los habitantes de la calle Atahualpa Yupanqui estudian la posibilidad de colocar una alarma comunitaria ante la situación de inseguridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico