Quisieron prender fuego la casa del Isidro Quiroga que se disputan dos facciones

Después que durante la mañana del sábado se realizaran diversos allanamientos por el conflicto armado que mantienen integrantes de la familia Nieves con un grupo de individuos del barrio Isidro Quiroga por la posesión de una vivienda usurpada en Mariano Rodríguez y Cabo Valdéz, esa noche autores todavía sin identificar por la policía intentaron prender fuego dicha casa ocupada por los Nieves. El incendio afectó el sector de acceso.

Otra vez la casa de Mariano Rodríguez y Cabo Valdéz, ocupada por la familia Nieves, volvió a ser noticia. Esta vez por un principio de incendio que se produjo en el ingreso de la misma y que los rescatistas del Destacamento 1 de Bomberos Voluntarios pudieron apagar sin inconvenientes.
Eran cerca de las 23, cuando el fuego comenzó en la puerta de entrada, luego de que autores no identificados tiraran materiales de rápida combustión. Vecinos dieron aviso al personal policial, principalmente por cómo podría afectar a las casas lindantes. La rápida llegada de Bomberos Voluntarios permitió sofocar el fuego en contados minutos.
"Habían tirado materiales para quemar en la entrada de la vivienda, se sofocó rápidamente y no quemó nada", dijo ayer por la mañana uno de los rescatistas que actuó en el siniestro. "Esa casa se viene incendiando varias veces. Es la tercera o cuarta vez que vamos en tres meses", agregó y confirmó que no tuvieron inconvenientes para realizar su tarea.
La casa usurpada pertenece al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), está situada sobre las calles Mariano Rodríguez y Cabo Valdéz del barrio Isidro Quiroga y desde hace tiempo es foco de una pelea por su posesión entre integrantes de la familia Nieves y habitantes del sector identificados por la policía como Juan Manuel Espina, Leandro "Popo" Barrientos y "Tutu" Gallardo, entre otros.
Los continuos enfrentamientos armados, que mantienen en vilo a una parte del barrio, llevaron a que el sábado por la mañana se realizaran cinco allanamientos en viviendas relacionadas con la familia Nieves, en los cuales se secuestraron un centenar de balas y un rifle calibre 22.
Sin embargo, los procedimientos dejaron un sabor agridulce en la Policía y los fiscales, luego de que el juez Martín Cosmaro no autorizara realizar en simultáneo otros cinco procedimientos en viviendas vinculadas al otro bando.
Incluso el propio fiscal Héctor Iturrioz había vaticinado: "los enfrentamientos van a continuar", presagiando lo que finalmente sucedió unas horas más tarde.
El temor de las autoridades es que repita lo que sucedió en el barrio Quirno Costa, frente a "La Saladita", donde en diciembre de 2015 por un enfrentamiento entre integrantes de los Nieves y otro grupo, Anahí Copa, quien vivía en una casa contigua fue asesinada mientras amamantaba a su bebé. Recibió una bala perdida que iba dirigida a la vivienda de los Nieves.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico