Racing venció a Banfield y reforzó sus chances de clasificar a la Libertadores

Le ganó 3-1 como visitante, por la última fecha del Campeonato de Primera División, con goles de Marcos Acuña, Iván Pillud y Diego González. Darío Cvitanich había igualado transitoriamente. La única manera de que la "Academia" quede afuera del certamen continental, es que mañana venzan Estudiantes, Independiente y San Lorenzo. Estos dos últimos lo superarían por diferencia de gol. Banfield tiene que implorar porque dos de los mencionados no ganen.

Racing Club venció como visitante a Banfield por 3 a 1, por la última fecha del Campeonato de Primera División, con goles de Marcos Acuña, Iván Pillud y Diego González, y dio un paso importante para clasificarse a la Copa Libertadores 2018. Darío Cvitanich había igualado transitoriamente para el equipo local.
Racing sacó adelante un partido duro y se adueñó del tercer lugar en la tabla, que lo mete directamente a la zona de grupos de la Libertadores 2018. Banfield tuvo la posibilidad de sellar su ingreso, pero esta caída lo hace depender de los resultados ajenos.
En la primera mitad hubo un punto de inflexión para el Taladro: promediaba la media hora cuando Mauricio Sperduti ganó bien la posición en el área y marcó, pero Fernando Rapallini anuló el tanto por una falta que solamente vio él. El reclamo fue generalizado (incluso Julio Falcioni se excedió y fue expulsado) y esa jugada pareció sacar del encuentro al anfitrión.
Un rato más tarde, Vittor apareció en posición adelantada en el área banfileña y el juez de línea Sergio Viola levantó su bandera. Rapallini invalidó el tanto en contra de Remedi, que luchó la pelota con el habilitado Diego González. Otro grosero error de la terna arbitral.
Tras una gran jugada del juvenil Maximiliano Cuadra, Marcos Acuña quebró el cero en el amanecer del complemento. Banfield acusó el golpe, pero se rebeló y fue decidido a torcer la historia. Generó peligro a través de bolas aéreas y empató por el oportunismo de Darío Cvitanich, quien pescó un rebote tras dos intervenciones excelentes del arquero Gastón Gómez.
Allí empezó otro partido, con dos equipos que necesitaban la victoria a como dé lugar. El cuadro visitante parecía desconcertado, pero una excursión en ataque de Iván Pillud terminó de la mejor forma. Su remate con cara externa del botín derecho se desvió en el camino y salió del alcance de Hilario Navarro. Más tarde, el Pulpito González -justo un ex Lanús- liquidó el pleito por medio de un contragolpe.
La única manera de que Racing quede afuera de la Libertadores es que Estudiantes venza a Quilmes, Independiente a Lanús en Avellaneda y San Lorenzo a Talleres en Córdoba (estos dos últimos lo superarían por diferencia de gol). Banfield tiene que implorar porque dos de los mencionados no ganen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico