Randazzo: "este es un gobierno insensible, de ricos para ricos"

El exministro del Interior afirmó que el gobierno de Macri "no cumplió con ninguna de las promesas de campaña" y que "se comporta como un chico malcriado, caprichoso, sin tomar nota de lo que está pasando en la Argentina".

El precandidato a senador Florencio Randazzo afirmó que buscará representar "una oposición firme, amplia, clara" que le "ponga un límite" a Mauricio Macri, al tiempo que se diferenció de la expresidenta Cristina de Kirchner, al considerar que "cumplió una etapa".
"Este es un gobierno insensible. Es un gobierno de ricos que gobiernan para ricos. Es un gobierno que gobierna par pocos, que le ha dado al estado un rol secundario sin comprender la importancia que tiene el estado en un país asimétrico, caracterizado por las enormes desigualdades", enfatizó Randazzo.
El exministro del Interior afirmó que el gobierno de Macri "no cumplió con ninguna de las promesas de campaña" y que "se comporta como un chico malcriado, caprichoso, sin tomar nota de lo que está pasando en la Argentina".
Sobre la situación del peronismo, advirtió que se hizo "un esfuerzo hasta el final" para conformar un solo frente electoral "pero se privilegió el dedo, al decisión unilateral, que no es compartid por nosotros".
"Creíamos que era necesario hacer una profunda reflexión sobre lo que nos había pasado", dijo el precandidato bonaerense, quien evaluó que "Cristina cumplió una etapa".
Evaluó que la expresidenta "como todo dirigente político tiene una enorme responsabilidad" y señaló que "puso por encima de un interés colectivo su interés individual de ser candidata".
Randazzo se pronunció de esa forma durante una conferencia de prensa que ofreció en un hotel porteño junto a los dirigentes que respaldan su postulación.
En ese contexto, el exministro advirtió que "si hay algo que es imperdonable de este gobierno es que no cumplió con ninguna de las promesas de campaña" y que "no se hace cargo de nada".
También dijo que actuará "sin oportunismos" y "sin soberbias" y se diferenció de sectores del peronismo que pasaron, según dijo, de ser "aduladores a feroces críticos de Cristina".
"No me gusta el dedo, no me gustan aquellos que hacen de la política un oportunismo, no me gusta eso", advirtió además el precandidato del Frente Justicialista por la lista "Cumplir".
"Yo resisto un archivo y encarno lo mejor del kirchnerismo", consideró también el exministro, al romper el silencio luego de unos dos años sin encuentros públicos con la prensa.
Además, planteó que inicia un "difícil camino" con la idea de "cambiar la provincia de Buenos Aires con una propuesta muy sencilla que es mayor sentido común, mayor coherencia y menos marketing".
"El silencio que mantuve durante un año y medio tuvo que ver con una cuestión de respeto a la voluntad popular", explicó además el exfuncionario.
En la conferencia de prensa que ofreció este mediodía en el hotel NH City tras un año y medio de silencio, Randazzo expuso sus diferencias con el espacio encabezado por la ex mandataria: "No sólo perdimos por las promesas y el marketing de (Mauricio) Macri, sino también por propios errores. Creíamos que era necesario hacer una lectura de lo que había pasado pero, sin embargo, fue imposible", aseguró el precandidato, acompañado en el acto por los dirigentes que lo apoyan.
"El silencio que mantuve durante un año y medio, y que decidí romper ayer, tuvo que ver con una decisión de respeto a la voluntad popular que había elegido un nuevo gobierno", argumentó Randazzo.

DECEPCION Y DOLOR

"Ante ese gobierno que ganó, la actitud de un hombre de bien era, por encima de no compartir las políticas de este Gobierno, mantener un silencio respetuoso, sano. Yo no soy un panelista de TV", sentenció, al tiempo que advirtió que la población había depositado mucha ilusión y esperanzas en ese voto a Macri.
"Ahora, tras 16 meses de gobierno, la ilusión se transformó en decepción y esa esperanza en dolor. Decepción y dolor", resaltó Randazzo antes de enumerar que en esta situación están los jóvenes, los empresarios Pymes y los trabajadores que temen perder su trabajo, entre otros.
El precandidato a senador afirmó que, frente a su intención de ir a las PASO, la decisión de Cristina "fue irse a otro frente sin el peronismo", y que ese movimiento "beneficia al Gobierno".
En su diálogo con la prensa, el primero tras un largo silencio desde la finalización del gobierno de Cristina Kirchner, el ex ministro del Interior y Transporte aseguró: "En un país donde el Gobierno incumple todas las promesas de campaña, y con opositores que prometen cosas de imposible cumplimiento, nosotros somos la contracara del incumplimiento".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico