Rastrillaje en Barrancas Blancas por la misteriosa desaparición de un hombre

Personal del área de Búsqueda de Personas y efectivos de la comisaría de Km 8, están abocados para dar con el paradero de Diego Olivera de 30 años, quien fue visto por última vez el domingo a la noche. Ayer, encontraron su vehículo en la zona de Barrancas Blancas, en proximidades a Rocas Coloradas. Si bien no estaba su documentación ni las llaves del auto, sí hallaron el celular. Hay dos versiones confusas en las que se trabaja.

Los familiares de Diego Olivera, desaparecido desde el domingo a la noche, acompañan la búsqueda que se inició ayer desde las 19.30 cuando el padre del hombre de 30 años se presentó en la dependencia policial de Km 8 para radicar la denuncia sobre la ausencia de su hijo.

Fue el progenitor quien encontró el automóvil Ford Fiesta en la zona conocida como Barrancas Blancas en las proximidades a Rocas Coloradas, sobre Ruta 1. En el lugar, no se encontró ningún tipo de documentación ni las llaves del vehículo, pero sí el teléfono celular y un atado de cigarrillos.

Según fuentes consultadas por El Patagónico, Diego Olivera fue visto por última vez el domingo a la noche, tiene contextura delgada y mide 1,70 de estatura. Vestía pantalón de jean azul, una campera negra liviana, y zapatillas topper con cordones flúor.

desaparecido.jpg

El padre del joven desaparecido se presentó ayer en la comisaría de kilómetro 8, junto con un amigo de Diego de nombre "Franco", a quien también los agentes entrevistaron, pero su versión dejó más dudas que certezas. En un primer momento, le dijo al padre que estuvo con Diego en la Costanera el domingo, cuando cerca de las 02.30 hs ya del día lunes, Olivera recibió un llamado y le expresó que se tenía que ir a la zona de Barrancas Blancas a pescar con unos amigos.

Minutos después, el sujeto cambió la versión y aseguró que junto con Diego, habrían estado en Barrancas Blancas, donde habrían atropellado a una persona, y luego de pelearse, él optó por venirse, mientras que el hombre desaparecido quedó en el lugar.

Los agentes policiales junto con personal de Criminalística este lunes inspeccionaron el automóvil y se realizó un intenso rastrillaje con la colaboración de las secciones canes y motorizada para dar con la persona.

Diego Olivera es del barrio Quirno Costa y juega en el club San Martín. Los que puedan brindar algún tipo de información lo pueden hacer a los teléfonos a la Seccional de km 8: 4535851/4537190 o el teléfono 4476075.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico