Reabrió el hospedaje emblema de Potrerillos

El Gran Hotel Potrerillos, el complejo de montaña construido en 1942, reabrió sus puertas con una fiesta a la que asistieron autoridades, empresarios y medios. Situado en el corazón del impactante paisaje andino de Potrerillos, en Mendoza, las habitaciones ofrecen vistas al lago formado por el dique homónimo. La obra contó con una inversión de 45 millones de pesos.

Pensada desde su origen como una villa de verano, Potrerillos es hoy una de las localidades más interesantes para el turismo que tiene la provincia de Mendoza, a tan solo 70 kilómetros de la capital provincial.
Emblema de Potrerillos, el hotel ahora restaurado ocupa un predio de 18 hectáreas a 80 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Mendoza, conservando su estilo colonial español y californiano diseñado por el arquitecto Arturo Civit.
Con 34 habitaciones, un gran restorán; hogares a leña en amplios salones; terrazas; jardines; espacios para niños, con juegos; piscina rodeada de viñedos; canchas de tenis, fútbol, bochas y minigolf, el establecimiento inaugurado en 1942 tiene proyectos de ampliar la propuesta para los huéspedes en variedad y calidad.
Reinaugurado recientemente con categoría de "petit hotel de montaña 4 estrellas", este hospedaje emblema de Potrerillos tuvo una inversión que rondó los 45 millones de pesos y fue ejecutada por un grupo empresario al que el gobierno provincial le concesionó el manejo del complejo por 20 años, que se podrá extender 10 años más debido a que se superó la inversión prevista en el pliego licitatorio inicial.
De sus 34 habitaciones dobles, 28 son clásicas y seis en suites, y cuenta con un restó para 120 cubiertos, un salón de usos múltiples (SUM) con mirador a una vista excepcional del entorno cordillerano y una amplia, sala de reuniones.
Su cancha de fútbol también es emblemática, pues allí concentró la selección de fútbol de Holanda para el Mundial 78, que disputó la final con Argentina, y también la de Polonia.
El gobierno mendocino concesionó el hotel a Nell-Joy Industries Mendoza SA -del Grupo Benenati-, y a la constructora CEOSA, y los ocho millones iniciales de inversión se multiplicaron más de cinco veces, por lo tanto los 20 años de explotación se extenderán otros 10.
Se trata de un proyecto público-privado, en el que el grupo empresario asumió el riesgo de la operación, y le dejará al Estado provincial un canon por el 4% de su facturación.
La reapertura del Gran Hotel Potrerillos es una bisagra en el desarrollo turístico y coincide con la puesta en marcha de las obras de un túnel que conectará Cacheuta con Potrerillos, lo que revitalizará el camino costero turístico que rodea el embalse y acortará las distancias con la ciudad de Mendoza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico