Reasumió Avila con anuncios

El sindicalista Jorge Avila confirmó el encuentro en el marco del acto de asunción al frente del gremio de los petroleros privados.

El Sindicato de Petroleros de Chubut llevará su propuesta a la mesa de discusión de productividad frente a las operadoras y funcionarios del Gobierno nacional el jueves, como previa del Acuerdo Federal Energético. Lo confirmó el secretario general, Jorge Ávila, antes de asumir ayer por segunda vez al frente de esa organización en la sede del barrio Pueyrredón.
Además de presencias políticas como el intendente Carlos Linares y el ministro de Hidrocarburos, Sergio Bohe, estuvo el vicepresidente de Relaciones Laborales de Pan American Energy, Rodrigo Ramaccioti. Todo un gesto en un clima de conflicto con las operadoras, en especial con YPF a la que se relaciona con el gobierno de Mauricio Macri.
"El desafío más grande de cualquier actividad, en un gobierno nacional como el que tenemos, es mantener los puestos laborales. No somos los únicos. En distintos sectores y lugares del país se ve achicamiento de índices económicos", expresó el referente sindical de los petroleros de Chubut.
En cuanto a las mesas de productividad, donde gremios y operadoras discuten ajustes en los costos operativos, Ávila dijo que el jueves llevarán una propuesta en la que remarcarán las características propias de la región y de la actividad, donde el fuerte es la producción convencional y con recuperación secundaria y no la no convencional.
Así lo quiere plantear el sindicato puesto que la primera agenda de productividad incluía un plan estandarizado sin tener en cuenta cuestiones propias de los yacimientos como el clima o la tecnología. Las operadoras pedían flexibilizar el trabajo con viento, o el montaje y desmontaje de equipos durante la noche, situaciones que en la cuenca del Golfo San Jorge, o incluso la Austral, tendría que discutirse muy fino.
El gremialista subrayó que la reunión del jueves será determinante para saber si la siguiente semana está listo este pacto, considerado un Acuerdo Federal Energético y que en el Ministerio de Energía de la Nación quieren sellar –tal como adelantó El Patagónico ayer- el jueves 12 de enero.
Mientras tanto, avanzará el plan vacacional y reducción salarial en torres de YPF a los fines de conservar los empleos y evitar la mano de obra ociosa en los yacimientos.
"El desafío más grande es llegar a marzo. Si llegamos con nuestra estructura armada y los trabajadores en sus puestos laborales, habremos superado la crisis. Ese es el desafío y después hay que plantearse un tiempo de paz", señaló Avila.
En el terreno de los desafíos para el 2017, el sindicalista reelecto dijo que el objetivo es levantar la obra social propia que ya tiene habilitación y a partir de este mes podrá cobrar los aportes de los trabajadores.

POLITICA Y PETROLEO
Consultado respecto del rol del gremio ante un año electoral, Ávila dijo que "nuestra postura depende de qué sucederá con los trabajadores. Este es el peor escenario para ejercer política porque aparecen los que prometen siempre y después no los vemos nunca. Acá hay legisladores que han salido de uno y otro partido y se olvidaron que eran de la provincia del Chubut", marcó.
Ávila es además de sindicalista presidente de Petrominera, la empresa de energía y petróleo del gobierno provincial. El cargo es de carácter político y dentro de un directorio donde hay presencia sindical. "A mí me perjudica mal, pero tengo una responsabilidad política y la tengo que asumir", respondió ante la pregunta.
"Fui parte de un pacto político al cual respeto y lo voy a respetar hasta sus últimos días", argumentó sobre su participación en la empresa provincial. "Petrominera la descuidé en los últimos meses porque mi compromiso estaba acá en el gremio. Se lo he dicho al gobernador Mario Das Neves que lo ha entendido y me dijo que le iba a poner banca. Estamos en Petrominera con la banca del gobernador y en el sindicato con la de los trabajadores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico