Reciclado y disposición final de neumáticos

Las cubiertas se tiran en cualquier baldío generando importantes índices de contaminación porque la eliminación de neumáticos una vez usados, afecta el medio ambiente.

En Comodoro Rivadavia la problemática de los basurales clandestinos va en aumento. En proximidades del Regimiento de Km 11 funciona un depósito de cubiertas que recurrentemente suele prenderse fuego. Allí se ha practicado una zanja de importantes dimensiones donde aquellas personas que trabajan en las gomerías locales arrojan los restos de neumáticos que ya no sirven porque cumplieron su vida útil.
En algún momento durante la gestión como intendente de Martin Buzzi, se utilizaba el predio donde funciona el corralón de Km 4 para acopiar neumáticos y carcazas de computadoras, ya que se trata de residuos que no se degradan y pueden ser enviados –por ejemplo- a Bahía Blanca para ser reciclados.
Pero esta práctica se abandonó y ahora las cubiertas se tiran en cualquier baldío generando importantes índices de contaminación porque la eliminación de neumáticos una vez usados, afecta el medioambiente porque generalmente terminan su vida útil en basureros ubicados en los mismos barrios.
La Argentina dispone de una holgada capacidad de procesamiento para recauchutar sus propios neumáticos usados, pero todavía está pendiente una gestión integral para su utilización como desecho y minimización de la disposición final.
La generación de neumáticos fuera de uso en Argentina -cálculo basado en los volúmenes de producción destinada al mercado interno y a las importaciones- supera las 100.000 toneladas anuales, de las cuales 38.000 corresponden a la Ciudad y al Gran Buenos Aires.
La propuesta de gestión de este tipo de residuos contempla la logística de recolección de los neumáticos en desuso (en forma separada del resto de los residuos) provenientes tanto de usuarios particulares, como de empresas de transporte, gomerías y talleres de reconstrucción, entre otros. Luego, los neumáticos usados serán transformados, en una planta industrial, en trozos de goma, con la granulometría adecuada para su utilización posterior.
En Comodoro funcionan la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos y el parque ambiental, de lunes a sábados de 8 a 16. En el mismo predio se delimitaron sectores para el acopio de neumáticos usados, chatarra metálica y restos de poda, posteriormente trozados y derivados al punto de disposición final.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico