Reclaman un servicio eficiente para paliar la problemática canina

Desde la Asociación de Lucha contra el Maltrato Animal (ALMA), denunciaron que el alarmante aumento de las poblaciones caninas y felinas son responsabilidad de la Municipalidad: "no dan abasto los escasos dos quirófanos móviles para castración ¿masiva?".

Hoy se pudo conocer nuevamente la noticia de que una jauría de perros atacó a dos mujeres en el barrio Don Bosco, siendo una de ellas gravemente herida en una de sus piernas, que sufrió 17 puntos de sutura para cerrar la herida que el can le dejó.

Debido a este nuevo acontecimiento que se suma a una agravante problemática de la ciudad, desde la Asociación de Lucha contra el Maltrato Animal realizaron una denuncia contra la Municipalidad de Comodoro Rivadavia donde se reclama "la puesta en vigencia de un servicio realmente eficiente para combatirla, ya que los números son alarmantes: hoy la población estimada es de 175 mil animales, entre caninos y felinos, y un crecimiento imposible de contener mediante la obsoleta Ordenanza Municipal referida a tenencia responsable de mascotas, que data ni más ni menos que del año 1978. No dan abasto los escasos dos quirófanos móviles para castración ¿masiva?, uno en Zona Norte y otro en Zona Sur, con dos veterinarios por unidad, que operan a ocho animales por día cada uno, en un horario exiguo que dependiendo de la zona, va de 08:00 a 10:30; o de 09:00 a 11:00. Además, no siempre se hace entrega de antiparasitarios ni tampoco se tatúan las orejas de los operados, por la falta de tinta".

Desde la Asociación detallan que "los fríos números señalan que se debería esterilizar al año el 10% de los animales, es decir unos 17.500, para generar un impacto significativo y visualizar menos su presencia en las calles, y en 2015 el municipio realizó apenas 5.260 cirugías, lo que significa un muy pobre 3 % de la población animal. A esto se agrega que hoy por hoy, todavía no se reciben animales para esterilizar a demanda, ni hembras en celo, ni de razas pequeñas, ni hembras preñadas, ni perros con sarna".

Luego denuncian la falta de información acentuando "la difusión en los medios sobre la localización de los tráileres es inexistente desde los primeros días de abril del corriente año, ya no tiene página web ni de Facebook para que la gente pueda chequear información certera o asesorarse, ni se envían gacetillas a los periódicos ni televisión local, un combo que definitivamente no puede resultar positivo. Las falencias comunicacionales del municipio se evidencian en el no conocimiento público del recorrido de los tráileres de antemano, ni tampoco se cuenta con un servicio que sepa informar y o asesorar a la comunidad en el teléfono que se promociona como área de Veterinaria municipal".

PRESUPUESTO

La entidad que lucha contra el maltrato animal centra su denuncia además en el presupuesto municipal "como todavía no se ha ampliado el Presupuesto municipal al área para contratar más profesionales, ni para poner en funcionamiento otro tráiler, o realizar más cirugías y así aumentar el magro 3 % del año anterior, ni tampoco para mantener fijo un veterinario en instalaciones del dispensario canino municipal, que actualmente no posee asistencia médica ni tampoco entrega animales esterilizados ni desparasitados a quienes deseen adoptar".

"LA PERRERA NO ES LA SOLUCIÓN"

Finalmente desde la ONG que preside Marta Espósito ven con preocupación que nuevamente se comiencen a levantar perros de la calle "por orden del área Veterinaria, donde muchos no llegan al dispensario, estamos cansados de este tipo de situaciones que hacen dudar del compromiso hacia la vida que tiene la gestión del Ejecutivo local".

"Esta es la realidad, lo que todos los vecinos reclaman a diario a través de publicaciones y mensajes, y nos sentimos por un lado defraudados por todo el trabajo que ad honorem se brinda para poder paliar esta situación. Lo único que anhelamos es poder aportar y ver los resultados. Desde la misma, se sienten en la obligación de "reclamar por un servicio eficiente, continuo y abarcativo, para que entre todos puedan combatir la superpoblación animal y para que en un futuro, no vuelvan las matanzas a la ciudad. Si no reclamamos, nunca obtendremos lo que por derecho nuestro y de nuestros animales nos corresponde".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico