Reconocen a uno de los sospechosos de asaltar a familia del barrio Las Américas

Luego de la audiencia judicial del domingo en la que Cristian Emanuel Gallardo (21) y José Daniel Nopai (27) fueron imputados por el grave robo domiciliario, a pesar de que estaba en duda su participación, ayer la rueda de reconocimiento a uno de los sospechosos dio positiva y su situación procesal se agravó.

Los sujetos fueron detenidos durante la medianoche del viernes pasado saliendo del complejo habitacional 1008 Viviendas, acusados de ingresar a la casa del barrio Las Américas y disparar contra la dueña que alcanzó a esquivar la bala al agacharse. Los asaltantes además apuntaron a dos adolescentes de 14 y 15 años.
Los delincuentes se apoderaron de un televisor LED de 33 pulgadas, una notebook y una consola de videojuegos Xbox. Tras rastrillar la zona y de acuerdo a los dichos de los vecinos que vieron escapar a los ladrones, la policía de la Seccional Quinta detuvo a Gallardo y Nopai a bordo de un auto que interceptaron.
Durante la audiencia de apertura de la investigación realizada el domingo, los imputados declararon ante el juez Martín Cosmaro y aseguraron que se habían dirigido al sector 7 de las 1008 Viviendas a comprar cocaína. Dijeron que los detuvieron cuando se retiraban de allí.
A pesar de la estrategia defensiva, Gallardo y Nopai fueron imputados por los delitos de robo agravado por ser cometido en poblado y banda, en concurso real, con el uso de arma de fuego. A pedido de la Fiscalía, el magistrado les dictó el arresto domiciliario a ambos hasta ayer que se concretó la rueda de reconocimientos de personas.

RECONOCIDO

El principal implicado era Gallardo, quien hasta el día de la audiencia del domingo tenía puesta una campera verde con mangas negras. Incluso, el joven la puso a disposición de la Fiscalía para su secuestro y de esa forma sumar elementos para demostrar su inocencia en el robo armado.
Además, el ladrón de la campera mencionada era quien manipulaba un arma tipo pistola 9 milímetros que apuntó a un menor para obligarlo a abrir el portón del domicilio y así escaparse del lugar. En ese momento intercedió la madre y entonces el asaltante efectuó un disparo a la cabeza de la mujer que alcanzó a esquivarlo.
El chico ayer participó de la rueda de reconocimiento en la que estuvieron presentes la funcionaria fiscal Patricia Rivas y el defensor de confianza de los imputados, Alejandro Fuentes. Entre los distintos muletos (personas parecidas al sospechoso) señaló a Gallardo como quien disparó contra su madre durante el atraco. Con respecto a Nopai, el adolescente afirmó que no estaba en condiciones de reconocerlo.
Por ello, el magistrado mantuvo el arresto domiciliario de Gallardo por 60 días, mientras se esperan el resultado de otras pericias como la prueba del dermotest para conocer si el acusado tenía resto de pólvora en sus manos después de su detención. En tanto Nopai recuperó la libertad, pero sigue sujeto a proceso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico