Reconocen a vecinos con la imposición de sus nombres en calles y espacios verdes

De manera previa a la sesión ordinaria de ayer, el Concejo Deliberante realizó un acto para reconocer a ciudadanos de Comodoro Rivadavia cuya trayectoria o relevancia social había ameritado la designación en su honor de calles y espacios públicos de esta ciudad. Se trata de despachos que habían sido aprobados en sesiones previas y cuyas ordenanzas ayer se les entregó a los familiares de esos vecinos destacados.

Entre los reconocimientos que motivaron el acto se cuenta el de Andrés Jozwicki, que dará su nombre al Centro Cultural de Caleta Córdova, barrio donde funcionó por más de 30 años la empresa pesquera que fundó este inmigrante polaco que llegó a la Argentina luego de la Segunda Guerra Mundial.
Mientras, las docentes Olga Cossettini y María Antonieta Barceló serán homenajeadas con la designación de "Educadoras Argentinas" al bulevar de la avenida Monseñor D'Andrea entre Estados Arabes y José María Rodrigo.
Este proyecto específico fue impulsado por los alumnos de 6° año del Colegio Patagónico del Sol, institución en la que las docentes mencionadas fueron relevantes, de modo directo en el caso de Barceló, e indirecto para Cossettini que fue la fundadora del proyecto educativo constructivista en Argentina.
Los estudiantes efectuaron la fundamentación legislativa como resultado del trabajo de dos años en el marco de la materia "Cultura y Sociedad" que dicta el profesor Gustavo Vizcarra. Los restantes dos homenajes de la fecha corresponden al barrio Abel Amaya.
A pedido de los vecinos, la calle identificada hasta la fecha como "Código Nº 474" llevará el nombre de Nicolás Ramón Ragni, uno de los pioneros de ese sector e impulsor de actividades solidarias.
"Padre Lorenzo Bartolomé Massa", en tanto, será el nombre a imponer al bulevar de Lisandro de la Torre y Blas Rodríguez de ese barrio, en memoria de uno de los impulsores de la educación salesiana en el país.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico