Reconocieron a Enzo Uranga como el asesino del ingeniero boliviano

Enzo Uranga fue reconocido por un testigo presencial como el autor del disparo que el 20 de enero terminó con la vida de Jhon Blas Gutiérrez, el ingeniero boliviano que se encontraba en la tienda de su padre cuando se produjo el robo. El progenitor también resultó herido de bala en esa ocasión. El otro imputado, Lautaro Hernández, será sometido a una rueda de reconocimiento en los próximos días, mientras que los dos continuarán con prisión preventiva hasta el 21 de abril.

La medida de prueba a la que fue sometido Enzo Martín Uranga (20) se llevó a cabo en una sala especial de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y estuvo presidida por la juez penal, Gladys Olavarría. El Ministerio Público Fiscal lo representó el funcionario, Cristian Olazábal, mientras que el imputado –por homicidio en ocasión de robo y tentativa de homicidio— fue asistido por la abogada adjunta de la Defensa Pública, María de los Angeles Garro.
La rueda de reconocimiento contó con un testigo presencial del homicidio y a pesar de los cambios que efectuó el imputado en su cabellera, pudo ser reconocido. La prueba ahora se suma al cúmulo de elementos de convicción que reúne la Fiscalía para la correspondiente acusación pública.
Uranga, además, fue señalado por el testigo como la persona que disparó el arma de fuego, a pesar de que ahora tiene el cabello rapado en sus costados y "está mejor vestido" que el día del hecho.
A todo esto, la rueda de reconocimiento de Lautaro Hernández (21) fue reprogramada a pedido de la propia Fiscalía, por lo que la Oficina Judicial fijará una nueva fecha para su realización.
En cuanto a la medida de coerción, se puede afirmar que no fue tratada, por lo que la prisión preventiva de los imputados se mantendrá hasta el 21 de abril, tal como se ordenó en la apertura de la investigación.

EL CRIMEN
El homicidio de Jhon Blas Gutiérrez (27) se produjo el 20 de enero en el comercio de sus padres, en el barrio Moure. Según el relato fiscal sobre el hecho, a las 20:30 de ese viernes dos individuos ingresaron a la tienda haciéndose pasar como clientes. Los propietarios, quienes pertenecen a la comunidad boliviana, conocían a los jóvenes ya que son del mismo barrio.
En presencia de los dueños del comercio y de su hijo John, quien acababa de llegar de su trabajo en el yacimiento petrolero Los Perales de YPF, los jóvenes simularon ser clientes que se probaban unas camperas.
Sin embargo, uno de los delincuentes extrajo un arma de fuego y sin que las víctimas se resistieran disparó contra Jhon. La bala lo alcanzó a la altura del pecho. Después el mismo individuo se dio media vuelta y le disparó a su padre, Marcial Blas, en la pierna izquierda. Como no pudieron llevarse dinero, los asaltantes se alzaron con dos camperas y una par de zapatillas de lona.
Mientras en el Hospital Regional se confirmaba el fallecimiento de Jhon, la policía demoró en las cercanías del lugar del asalto a Enzo Uranga y a Lautaro Hernández en calidad de sospechosos.

ANTECEDENTES
Enzo Uranga tiene una condena en suspenso de dos años y ocho meses de prisión por un robo con arma. En febrero de 2016 asaltó a un joven y lo apuñaló en un brazo para despojarlo de los elementos de valor y sus prendas de vestir, pero un familiar de la víctima lo corrió hasta reducirlo y tras propinarle una paliza lo entregó a la policía.
Además, tienen una causa por encubrimiento al ser sorprendido a bordo de un auto robado. Fue perseguido por la policía hasta que terminó apresado y en julio del año pasado intentó ingresar 20 globos de marihuana ocultos entre sus genitales durante una visita a la alcaidía policial donde se encuentra alojado su hermano Nahuel Uranga, quien fue condenado el año pasado por el homicidio del obrero, también de nacionalidad boliviana, Oscar Torrico. A él le robó una mochila cuando llegaba a su casa del barrio Moure.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico