Reconstruyen enfrentamiento entre gremios en el que murió un albañil y otro fue herido

Durante la mañana de ayer tuvo lugar la reconstrucción del violento ataque a trabajadores de la UOCRA de esta ciudad, ocurrido el 9 de abril de 2015 frente al Sindicato de Petróleo y Gas Privado, en el que perdió la vida Reynaldo Vargas y resultó herido Bonifacio Barrera.

Caleta Olivia (agencia)
El procedimiento comenzó alrededor de las 9 y se centró en la esquina de la calle Lavalle y Avenida Güemes, donde el jueves 9 de abril del año pasado se manifestaba un grupo de trabajadores de la construcción, en el acceso el edificio del gremio petrolero, desde donde habría comenzado la balacera.
En la reconstrucción de ayer estuvo el sobreviviente Bonifacio Barrera, junto a una decena de testigos; el juez de la causa, Mario Albarrán; el fiscal Martín Sedán; peritos de la policía y otros integrantes de la Justicia, además de los abogados Marcelo Fernández y Edgardo Edelcopp quienes están a cargo de las defensas de los cuatro imputados: Rodrigo Quiroga, Oscar Carrazana, Damián Roldán y Roberto Hernández. También estuvo presente el letrado querellante, Alberto Luciani.
Decenas de efectivos del Comando Radioeléctrico, Cuerpo de Infantería y de distintas comisarías de esta ciudad realizaron un fuerte operativo de seguridad que incluyó el corte de calles y avenidas céntricas, teniendo en cuenta que el lugar está ubicado a solo 150 metros del Gorosito.
Los testigos, entre ellos integrantes de la UOCRA y vecinos que ese fatídico día transitaban ocasionalmente por el lugar, hicieron un relato de lo que presenciaron, lo que habría coincidido en parte con lo que declararon en primera instancia.
Según se pudo saber, se montaron en la escena dos vehículos, un Volkswagen Gol blanco y otro bordó, desde donde habrían descendido parte de los atacantes que fueron detenidos ese mismo día cuando intentaban huir a bordo de uno de ellos.
Según indicaron fuentes judiciales, los familiares de la víctima fatal (Vargas) no presentaron abogado en el caso, por lo que perdieron el derecho a ocupar la querella, que solo tiene entonces a Barrera.

EL CRIMEN
Vale recordar que el albañil afiliado a la UOCRA, de 28 años y oriundo de Bolivia, era casado y padre de un pequeño niño. El mismo recibió un balazo en el pecho y murió al instante, quedando su cuerpo tendido boca arriba en la esquina de la calle Lavalle y avenida Güemes, precisamente en la vereda de Hipertehuelche.
En tanto Barrera, perteneciente al mismo sindicato y oriundo de Salta, resultó gravemente herido al recibir un impacto en la ingle, por lo que debió ser intervenido quirúrgicamente.
Los trabajadores de la construcción habían declarado que previo a los incidentes vieron llegar un automóvil Volkswagen Gol de color blanco del cual bajaron varios sujetos llevando mochilas en las que –suponen- había armas de fuego, para luego ingresar al Sindicato Petrolero.
Pocos minutos después habrían comenzado a efectuar disparos hacia los manifestantes, para luego huir en otro vehículo similar, de color bordó.
Inmediatamente, efectivos a bordo de patrulleros iniciaron una persecución, notando que los ocupantes del Gol se descartaron de una bolsa en cercanías a la Terminal de Ómnibus, que luego se sabría contenía diez armas de fuego cortas.
Tras una extensa persecución, los ocupantes fueron detenidos en la calle Máximo Berezosky, en cercanías a la Escuela Primaria Nº29, zona del barrio 3 de Febrero, permaneciendo desde ese día detenidos en distintas dependencias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico