Recuperó la libertad después de ser imputado por abuso de armas

Durante la mañana de ayer se desarrolló en la sede de los tribunales penales, la audiencia de control de detención por un incidente ocurrido el jueves que tiene como imputado a Sergio Saldivia. La funcionaria de fiscalía Andrea Rubio solicitó que se declarara legal la detención del imputado y que se le formalizara el caso a partir de la calificación legal provisoria de "abuso de armas en concurso real con resistencia a la autoridad".
Mientras, el defensor público Ricardo Amado, planteó la "ilegalidad de la detención" de su pupilo y requirió su libertad. Finalmente la jueza penal Gladys Olavarría declaró legal la detención de Saldivia y formalizó la investigación en su contra por el incidente y la calificación jurídica esgrimida por la acusadora pública.
La funcionaria fiscal se refirió brevemente al caso a investigar. Relató que el jueves alrededor de las 21:30 Sergio Saldivia interceptó a un familiar en la calle Misiones al 1600, del barrio Pietrobelli. Luego de exhibirle un arma de fuego, apuntó y realizó un disparo en dirección a sus piernas, no logrando impactarlo. Luego de ello, cada uno se retiró a sus viviendas.
A partir de un alerta arribó al lugar personal policial que divisó tres vainas servidas. En ese momento, Saldivia salió de su domicilio y comenzó a insultar a los efectivos, arrojando golpes de puño y resistiéndose. Finalmente lograron detenerlo.
Rubio calificó provisoriamente el caso como "abuso de armas en concurso real con resistencia a la autoridad" en calidad de autor para Saldivia.
Por último la funcionaria de Fiscalía solicitó que se declare legal la detención del imputado ya que la misma fue realizada en flagrancia por la resistencia.
Debido a que no existe peligro de fuga ni de entorpecimiento, Rubio no pidió medida de prisión. Solicitó prohibición de contacto con su familiar y seis meses de plazo de investigación.
En contraposición el defensor argumentó que la "legalidad de la detención la fiscalía lo solicita en base a la resistencia a la autoridad y no en el abuso de armas". Es decir, no se da la flagrancia respecto del abuso de arma, argumentó.
Y a su entender la conducta de resistencia deviene atípica ya que no había orden legal de detención que debía ser cumplida. Solicitó por todo ello que se declarara ilegal su detención y se ordenara "su libertad desde estos estrados".
Finalmente la jueza resolvió declarar legal la detención de Saldivia ya que la misma fue realizada en flagrancia. Decretó la apertura de investigación y dio por anoticiado al imputado. Determinó su libertad y dictó el plazo de seis meses para concluir con la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico