Recuperó la libertad tras ser imputado por balear a un joven en el pómulo

La Justicia formalizó ayer una nueva causa contra el habitante del barrio Stella Maris, Angel Gabba, quien posee antecedentes por atacar a tiros a vecinos suyos ante cualquier tipo de discusión.

La Justicia formalizó ayer una nueva causa contra el habitante del barrio Stella Maris, Angel Gabba, quien posee antecedentes por atacar a tiros a vecinos suyos ante cualquier tipo de discusión. Fue acusado por el delito de lesiones graves con arma de fuego, por un incidente ocurrido el sábado, pero el juez Miguel Angel Caviglia no le dictó la prisión preventiva pese a que lo solicitó la Fiscalía.
La audiencia de control de detención y formalización de la investigación contra el apodado "tirador del Stella Maris" se desarrolló ayer en la Oficina Judicial tras su detención durante la tarde del lunes en su domicilio de la calle Código 640. Gabba está sospechado de haber baleado en la mejilla a Facundo Echaniz.
La funcionaria fiscal Natalia Gómez expuso durante el acto judicial que el ataque se produjo en la madrugada del sábado cuando el imputado -quien estaba acompañado por dos individuos- se cruzó con la víctima sobre la calle. Extrajo de entre sus ropas un arma y le efectuó un disparo que quedó incrustado contra un hueso del pómulo.
Echaniz fue estabilizado y luego recuperó el alta médica, aunque espera ser intervenido para que los médicos le extraigan el plomo.
En ese contexto, la representante fiscal pidió que Gabba sea imputado por el delito de lesiones graves cometidas con arma de fuego y solicitó la prisión preventiva por 30 días.
No obstante, el magistrado consideró que no se daban los presupuestos de los peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación.
Uno de los fundamentos fue que Gabba estaba acompañado por otros dos hombres y todavía no está claro quién fue el autor de los disparos. Además el imputado declaró y aseguró que era víctima de frecuentes ataques armados en su vivienda.
Caviglia argumentó que no había peligro de fuga a pesar de que cuenta con numerosos antecedentes y nunca tuvo una rebeldía judicial. Agregó que además cuenta con un trabajo estable en esta ciudad.
En razón de ello, el juez le formalizó la causa y dispuso un plazo de dos meses para concluir con la investigación. Imputó a Gabba y decretó la prohibición de acercamiento a la víctima y a su madre, precisaron fuentes oficiales a este diario. Tras ello recuperó la libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico