Reflexología para embarazadas

La reflexología y los masajes aportan una gran cantidad de beneficios a las embarazadas. Sobre todo, porque no sólo mejora la salud física o trata diferentes patologías, sino que además incide sobre el sistema nervioso y aporta beneficios emocionales.
La reflexología puede aplicarse en cualquier etapa de la vida, incluso en bebés. Puede ser muy útil para tratar dolencias como el insomnio, el estreñimiento o el dolor de espalda. Mejora la digestión, tonifica los músculos y refuerza el sistema inmunitario.
La reflexología es una disciplina que se basa en el principio de que cada órgano y parte de nuestro cuerpo tiene su representación en puntos específicos de nuestros pies. A través de la estimulación de dichos puntos, mediante suaves masajes, se trabajan las zonas del cuerpo afectadas.

EN LOS PRIMEROS MESES DE EMBARAZO
- Sirve para superar el cansancio. Esta técnica restituye la energía y ayuda a que la embarazada esté más fuerte físicamente.
- Ayuda a prevenir las náuseas, muy frecuentes en los tres primeros meses de embarazo.
- Actúa sobre el hígado, agilizando el metabolismo, es decir, haciendo que el organismo asimile mejor la elevada producción de hormonas.
- Reduce la tensión nerviosa, la ansiedad y las preocupaciones.

EN LOS ULTIMOS MESES DE EMBARAZO
- Hace que las piernas se sientan más ligeras y menos doloridas. Además, proporciona un agradable alivio a los pies, que están sometidos al sobreesfuerzo de soportar diez quilos más de lo normal.
- Ayuda a combatir la hipertensión, peligrosa en el embarazo debido al riesgo de sufrir gestosis. Sin embargo, en este caso, el masaje debe acompañarse con fármacos procedentes de la medicina tradicional, o bien con otras técnicas de medicina alternativa.
- Favorece la digestión y la actividad intestinal que, durante este período, trabajan a un ritmo más lento, debido a que el estómago y el intestino están comprimidos por el feto.
- Previene o reduce la celulitis, siempre y cuando se combine con una alimentación adecuada.
- Alivia el dolor de espalda. La reflexología ayuda a desbloquear la congestión linfática, que provoca dolor, especialmente en la zona lumbar.
- Ayuda a prevenir el parto prematuro. El masaje en la planta de los pies hace que el útero se relaje, evitando que se produzcan contracciones antes de tiempo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico