Reflotan el cierre del lago Fontana para regular la cuenca del Senguer

Con el manejo integral desde esa zona podría guardarse agua en los momentos de mayor caudal y así distribuir por sectores, incluso derivar al Colhué Huapi para revivirlo.

El Gabinete del Agua desempolva los proyectos de regulación hídrica que podrían revivir al Colhué Huapi, castigado por los cambios climáticos, a partir de lo que ha perdido la mitad de su superficie en las últimas décadas. Gerardo Bulacios, director del Instituto Provincial del Agua (IPA), repasó algunos de los proyectos y apuntó que solamente falta un presupuesto.
La más importante es la del cierre del lago Fontana, un dique con el tamaño de 15 cuadras del que ya está hecho el estudio. "Si podemos hacer un manejo integral de la cuenca se va a recuperar en gran parte el lago Colhué Huapi, y especialmente si llueve más en el Senguer y el arroyo El Gato", indicó en Radio del Mar.
Muchas de las obras pensadas en distintas épocas fueron repasadas en el Consejo Deliberante de Sarmiento hace doce días por autoridades del "Gabinete del Agua", con representantes del IPA y del Ministerio de Ambiente. Los sarmientinos exigen una mayor conciencia del Gobierno provincial por toda la cuenca Senguer.
Bulacios describió que con un control del lago Fontana y el manejo del río Senguer podría establecerse un sistema hídrico simétrico y así saber cuántos metros cúbicos por segundo pueden ir a los productores agropecuarios, cuánto a la industria petrolera para consumo humano y cuánto para el acueducto.
La obra del Fontana tiene un costo de 100 millones de pesos. "En Comodoro están haciendo un pluvial en Km 3 de 130 millones de pesos (refiriéndose al pluvial Quintana). Comparando obra con obra, una es para escurrir el agua al mar y otra para guardarla para el consumo humano".
"Están todas las obras hídricas pensadas y planificadas, faltan los presupuestos para poder desarrollarlas", apuntó. Bulacios remarcó que la administración del agua provocaría valor agregado con la producción de alimentos en el valle de Sarmiento y zonas aledañas, descomprimiendo la ruta 3 de camiones con productos procesados en otras partes del país.
El funcionario del gobierno de Mario Das Neves afirmó que en el codo del río Senguer no hay captación de agua de YPF para la recuperación secundaria de yacimientos petroleros porque la planta dejó de operar. Aún así, recordó que para ese tipo de operaciones las empresas tienen que usar agua de producción.
"Hay problemas en todas las cuencas hídricas de Chubut, porque también pasa con el río Percy y el río Chubut. Es la falta de lluvia, la falta de nieve. En esta época deberíamos tener nevadas importantes que no se han visto todavía. El cambio climático ha sido muy duro con Chubut", señaló en el contacto radial.
Al puntualizar sobre la cuenca del río Senguer, el titular del IPA manifestó que no llegan grandes aportes de la cordillera y por ese motivo el caudal de río tiene momentos de muy pocos metros cúbicos que abastece para agua potable pero no alcanza para pasar al Colhué Huapi.
"No hay agua suficiente en el Senguer que llene el Musters y drene el Colhué Huapi. Del Musters toma agua la cooperativa (la Sociedad Cooperativa Popular Limitada), que no alcanza a tomar dos metros cúbicos por segundo. El Colhué Huapi es muy grande y el agua que entra también es agua que se evapora", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico