Relevan comercios de la zona norte y del centro que adeudan impuestos

Durante la semana inspectores municipales realizaron casi un centenar de controles en comercios de los barrios Mosconi, Presidente Ortíz y Centro. Fue para garantizar el cumplimiento de las normativas vigentes y detectar deudas impositivas. Ayer se clausuró una empresa de servicios de transporte y mudanzas.

Personal de las áreas de Ingresos Brutos y Habilitaciones Comerciales, dependiente de la Subsecretaría de Fiscalización de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, continúa con inspecciones a comercios. El objetivo es corroborar la documentación correspondiente y la deuda de impuestos que pudieran tener algunos propietarios.
El subsecretario de Ingresos Brutos, Pablo Francavilla, explicó: "la falta de pago dentro del plazo establecido, una vez que son notificados, hace caer la habilitación comercial y en muchos casos se debe proceder a la clausura".
Durante los operativos se verificaron deudas o irregularidades de los negocios de distintos rubros en cuanto al pago de impuestos.
En la zona norte los inspectores relevaron más de 40 locales, puntualmente sobre la avenida Tehuelches, en Kilómetro 3. Mientras en Kilómetro 5 se inspeccionó una cantidad similar de locales sobre la avenida José Ingenieros.
El funcionario sostuvo que existen comercios que sí están habilitados, pero presentan deuda impositiva. A esos se los intima para que regularicen la situación en un plazo de 15 días y en los casos que no poseen la habilitación "directamente se los clausura, se los intima al pago y a la regularización correspondiente".
En cuanto a los controles en el Centro, Francavilla precisó que ayer se controlaron las intimaciones realizadas semanas atrás en comercios de la avenidas Rivadavia y San Martín.
En ese sentido, se clausuró la empresa de servicios de transporte y mudanzas denominada "MBS SRL", la cual tenía deudas en los impuestos de ingresos brutos, rentas, automotor e inmobiliario y tasa de higiene urbana. Además de ello, no contaba con la habilitación para funcionar.
El subsecretario contrastó que existen dos tipos de intimación, "una por falta de pago en la que muchos locales llegan a sumas importantes porque dejan pasar uno o dos años; y otra es por falta de presentación de las bases imponibles, esto significa que no hay declaraciones juradas para poder determinar si hay o no deuda y por lo cual también se aplican multas".
Entre las facilidades de pago que se ofrecen a los contribuyentes, el comerciante es anoticiado del monto adeudado y posee diferentes opciones para regularizar la deuda. Puede ser en un pago único donde accede al 40 por ciento de descuento en los intereses o en un plan de pago que puede alcanzar hasta las 60 cuotas, detalló Francavilla.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico