Renovar la licencia de conducir vale casi el triple respecto a 2016

A partir de la aplicación de la Ordenanza Tributaria Anual 2017 en Comodoro Rivadavia, uno de los cánones municipales que sufrió mayores variaciones es el costo de emisión de la licencia de conducir. De ese modo, los conductores que se presentaron tanto el lunes como ayer para realizar el trámite de renovación de carnet se encontraron con que su valor pasó de 300 pesos a 825.

Durante 2016, el trámite de emisión de carnet salía 100 pesos y ahora es de $600. A eso se suman los 125 pesos que cuesta el certificado de antecedentes de tránsito (Safit-Cenat) que emite la Agencia Nacional de Seguridad Vial Nacional y que hasta el momento no ha variado el precio. También hay que desembolsar 100 pesos que vale un certificado de libre deuda municipal –tanto de patente como de infracciones- que hasta el año pasado tenía un costo de 75 pesos.
Para los principiantes el costo del valor de la emisión de la licencia es de 690 pesos y en el caso de los mayores de 70 años –cuyo carnet tiene vigencia por un año o seis meses, según cada situación- el trámite sigue siendo sin cargo, aunque continúan pagando el certificado nacional de antecedentes de tránsito. El cambio de categoría, mientras tanto, cuesta 600 pesos.
"Hay que tener en cuenta que (en el caso de la renovación de la licencia) es un trámite que se hace cada cinco años", argumentó el subsecretario de Control Operativo, Mariano Lamberti, quien aseguró que se entiende el malestar de los ciudadanos, pero sostuvo que con esta actualización tarifaria "se equipara (la tasa) a lo que estaba cobrando el resto de los municipios cercanos a la ciudad", como Rada Tilly.
En julio último se inauguró un nuevo centro de emisión de licencias en la calle Viamonte 169, con la premisa de poder emitir 100 licencias de conducir por día y según los datos hasta el momento y en estos cinco meses de trabajo se entregaron 4.380 carnets.
Este nuevo espacio se inauguró para descomprimir la tramitación en el edificio de Kilómetro 3. Allí los trámites son más rápidos, no se otorgan turnos y la gente que lleva la documentación puede hacer la licencia en el día.
En ese edificio solo se hace el trámite de renovación, mientras los exámenes teóricos o prácticos y las charlas de educación vial para los principiantes se siguen realizando en las oficinas de Kilómetro 3.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico