Renunció a una medalla para salvar a su caballo

Adelinde Cornelissen es una holandesa que conmueve en los Juegos Olímpicos Río 2016. Un día antes de la competencia de doma ecuestre, Parzival, su caballo, no estaba bien. Inmediatamente, la atleta -que ganó dos medallas en Londres 2012- canceló su participación.

Al parecer, a Parzival lo picó un insecto y eso le dio fiebre y provocó cierta hinchazón en el animal. "Con tal de protegerlo, decidí renunciar. Mi compañero, mi amigo, el caballo, lo dio todo siempre por mí a lo largo de toda su vida y no se merecía que yo lo pusiera en peligro", explicó en Facebook tras bajarse de la competencia.

"Estoy feliz", escribió luego, al mostrar la recuperación del caballo. Su historia se viralizó rápidamente en las redes sociales. No tendrá una medalla, pero demostró que su corazón es de oro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico