Reportero gráfico denunció a policía por agresión

El fotoreportero dijo que "es la primera vez que alguien me pega en la cámara para no dejarme trabajar; sentí una agresión muy fuerte".

Un reportero gráfico del diario catamarqueño El Esquiú planteó una denuncia penal contra un policía que lo agredió para impedir que hiciera su trabajo profesional, lo privó de su libertad y le robó la tarjeta de memoria de la cámara, informó Luciano Barrera, el fotógrafo que sufrió el abuso policial.
"Me encontraba cubriendo un accidente, una camioneta volcada en medio de la ruta, hice un par de fotos de lejos cuando un oficial que estaba cerca del vehículo me dice 'no hagas fotos', a lo que respondí que estaba trabajando, (pero) cuando intenté seguir, el policía se me interpuso y cuando lo esquivé, me pegó un manotazo en la cámara", contó barrera durante una entrevista con Télam.
El fotógrafo dijo que "es la primera vez que a alguien me pega en la cámara para no dejarme trabajar; sentí una agresión muy fuerte, por lo que atiné a sacarle fotos a la cara. Entonces él se abalanzó sobre mí, me agarró del cuello y me ahorcó hasta dejarme sin voz".
El oficial de policía pertenece a la comisaria de Santa Rosa, en el departamento Valle Viejo, y los hechos relatados ocurrieron el sábado 13, cuando Barrera intentaba fotografiar un siniestro en la ruta Nacional 38.
Inmediatamente a la primera agresión, "se acercó un patrullero y el policía me llevó sin soltarme del cuello, y me metió adentro".
Barrera escuchó la voz de su colega María Schaefer, que les preguntaba a los oficiales por qué pegaban a su compañero de trabajo y porqué lo detenían.
En el patrullero, "el oficial siguió tomándome del cuello e intentó nuevamente quitarme la cámara: como no me la pudo sacar, me pegó dos rodillazos en la costilla; en ese momento, como pude, saqué la tarjeta de memoria de la cámara, se la tire a mi compañera y le dije 'Maru agarrá la tarjeta', lo que provocó que todos los policías vayan detrás de la tarjeta, incluso el uniformado que me agredió. Uno de los oficiales levantó la tarjeta y se la entregó a mi agresor", relató.
"Luego de eso, el oficial Rivas -según se identificó- me esposó, me bajó del patrullero y me subió a una camioneta que me trasladó a la comisaria de Santa Rosa", donde me interrogaron.
Tras un interrogatorio, el reportero fue "llevado hasta Sanidad para un reconocimiento médico" y cuando volvió a la comisaria, los policías habían hecho un inventario del bolso secuestrado, para la firma de la libertad. "Cuando me devolvieron el bolso, le indiqué al comisario que me faltaba la tarjeta de memoria de la cámara que había sido tomada por el oficial Rivas, y el comisario se hizo el desentendido", dijo Barrera.
La denuncia presentada es por "abuso, privación ilegítima de la libertad y robo de la tarjeta de memoria", relató el periodista, quien ayer y junto a Schaefer amplió su declaración testimonial en la Fiscalía General de Catamarca.
Barrera indicó que ninguna autoridad de la fuerzas de seguridad se comunicó con el directamente, en tanto el secretario de Seguridad catamarqueña, Marcos Dennet, se expresó por la pronta aclaración del hecho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico