Repudio y críticas desde el PSTU

El Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU) se solidarizó con los trabajadores de Tecpetrol y reclamó que esa operadora y “el resto de las empresas” retrotraigan los telegramas de despidos. El partido de izquierda pidió también el retiro de Gendarmería y fuerzas policiales del yacimiento El Tordillo y reiteró su pronunciamiento por "la estatización y nacionalización de los hidrocarburos bajo control obrero”.

El PSTU aseguró que Tecpetrol y el resto de las operadoras está “envalentonada por la impronta de este gobierno antiobrero y patronal", en referencia al nacional de Mauricio Macri que, sostuvieron, es "acompañado por los gobiernos provinciales como en este caso el de Das Neves".
De inmediato se afirma que "la operadora Tecpetrol, perteneciente a la familia del multimillonario Rocca del grupo Techint, ataca a los trabajadores y a sus puestos de trabajos con un apriete de 170 despidos en el medio de un lock out patronal, toda vez que ordenó la paralización del yacimiento El Tordillo el pasado 31 de julio".
Para el PSTU, "como buena patronal cebada como ésta, junto a los telegramas, hizo mover a todo el aparato de su estado y es así como por segunda vez se movilizaron gendarmes y policías a custodiar la propiedad privada de estos saqueadores que nos atacan desinvirtiendo, llevándose todo, y ahora con la mira puesta en Vaca Muerta, dejando el tendal de despedidos".
Luego de solidarizarse y apoyar el reclamo de los trabajadores, el partido responsabilizó “a la extorsionadora Tecptetrol y al gobierno provincial de Mario Das Neves , que movilizó a las fuerzas de la represión, por la integridad física de los trabajadores que están en el yacimiento”.
En el mismo tono, se aseguró que, “en lugar de estar amedrentando, despidiendo, atentando contra la vida de las familias obreras y dinamitando la economía regional", la operadora "debería llevar adelante los planes de inversión que se comprometió una y otra vez a realizar como los últimos prometidos el 14 de julio pasado junto con el gobernador das Neves. Hacemos extensiva la denuncia a SAI que despidió a 84 trabajadores; DLS 30; Burgwardt 135 y otros 50 de otras empresas".
Finalmente, el PSTU pidió el fin de las “empresas extorsionadoras y saqueadoras. Hoy, más que nunca, ante este panorama la única salida es la que hemos planteado siempre desde el PSTU: nacionalización y expropiación sin pago de todas las operadoras sin indemnización y control obrero de la producción”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico