"Rescatamos a una abuela golpeada, pero volvió a su casa"

Una mujer de 69 años fue golpeada por su pareja y rescatada por un hombre en Rada Tilly. La historia puede ser anecdótica, pero ilustra la toma de conciencia de una comunidad, la falta de respuestas y la contención en los casos de Violencia de Género. ¿Hubo cambios reales después del grito de "Ni Una Menos"?

El sábado Maximiliano paseaba junto a su hermana por Rada Tilly cuando el agradable paisaje de la Villa fue manchado por la lamentable postal del maltrato de género. "Vi como una pareja discutía y el hombre golpeaba a la mujer, mientras ella lloraba", relató el joven de 30 años. Era la primera vez que le tocaba ser testigo de una agresión contra una mujer. Sin saber cómo seguir, decidió que debía detener al hombre.

Por esta razón comenzaron a seguir desde Rada Tilly hasta Comodoro al vehículo que transportaba a la mujer. Tomó el recaudo de dar aviso a la policía para no tener problemas y contar con apoyo si era necesario. "Uno no sabe a lo que se enfrenta cuando se trata de un violento, podría estar armado", señaló Maximiliano a El Patagónico. Cuando estaba llegando a Bella Vista Sur, y con ayuda de una camioneta de Petrosar que se cruzó en el camino, bajaron a la mujer del vehículo.

Lo que siguió fue un trámite y una tarea de contención para la cual Maximiliano y su familia no estaban preparados, pero asumieron de todas maneras. "Mi hermana acompañó a la señora a la Comisaria de la Mujer, ahí le dijeron que sólo había dos oficiales de guardia, hicieron una presentación del caso pero le dijeron tenía que volver el lunes".

Sin embargo, regresar dos días después implicaba que esa mujer debía retornar a su casa en las condiciones que fuera, porque en la ciudad, no cuenta con otros familiares. Allí, Maxi y su hermana, la pusieron en contacto con su hijo que reside en Neuquén y le compraron los pasajes.

El viaje para esta mujer de 69 años implicaba abandonar toda su vida, sus bienes y todo lo construido. No pasaron muchas horas para que decidiera volver a su casa, ya que su marido le prometió no volver a agredirla, aunque el fin de esta historia aún no fue escrito.

Para Maximiliano y su familia, que pasaron todo el día con la mujer, que entendieron sus dolores y su temor a quedar sin nada, lo único que les quedó fue un sabor amargo: "parece que uno se mete al divino botón, pero bueno son decisiones", se lamentó el joven. "Pero cuando le pegan a una mujer uno se sorprende, como uno no lo hace no concibe como puede pasar esto".

"NI UNA MENOS"

El 3 de Junio de 2015, bajo la consigna de "Ni Una Menos" en todo el país, se pidió que se detenga la violencia contra la mujer y con ello que se refuercen los aparatos de respuesta para prevenir que sigan creciendo las estadísticas de muertes por "violencia de género" .

En Comodoro, Irma Iris Martínez (47) y Daniela Flores (26) murieron como consecuencia de la violencia ejercida en el seno familiar. En ambos crímenes la justicia condenó a los culpables durante un juicio y actualmente se encuentran en prisión en una cárcel de esta ciudad.

El caso de Yasmin Chacoma (11), uno de los más espeluznante por las características de lo sucedido, se convirtió en un lamentable emblema de la violencia contra las mujeres como padecimiento desde la niñez.

La reacción de Maximiliano aunque pueda parecer "inútil" es el reflejo de una comunidad que despertó y que espera que esa toma de conciencia tenga eco en las instituciones intervinientes, lo que exige mayor cantidad de recursos para la comisaria de la Mujer y un lugar de tránsito para que las mujeres no vuelvan al lugar donde las maltratan.

Recordá que si tenés conocimiento de que una mujer padece violencia podés denunciar o pedir asesoramiento en La Casa Dirección de Género ubicada en Rivadavia 1165 o al 297 444 1996

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico