Rescatan a una familia que quedó atrapada por la marea en cuevas de "Bajada de los Palitos"

Ayer a las 14:45 la familia Caro quedó encerrada por la marea en una de las cuevas de la playa de los límites con Santa Cruz. Una de las mujeres que llamó a Bomberos dijo que el rescate tardó más de una hora porque primero se envió a verificar a Prefectura. Siete guardavidas pudieron hacerlos cruzar desde los acantilados a la playa –un tramo de 300 metros por agua- uno a uno, los cuatro integrantes de la familia en moto de agua. "Esta vez salió bien, pero a veces vamos a buscar el cuerpo" dijo el jefe de guardavidas.

La marea alta estaba programada para las 18:18, pero a la familia Caro el mar los sorprendió ayer a las 14:45 mientras visitaban una de las cuevas de las playas de la
"Bajada de los Palitos".
Mónica y Patricia Vargas habían ido a "mariscar" durante el mediodía cuando la marea estaba baja. Al volver bordeando la barranca, se encontraron con la familia y les advirtieron que vayan volviendo porque la marea estaba subiendo. A Mónica en ese momento le dio la impresión de que algo malo podía ocurrir.
La marea subió de repente como suele pasar en ese lugar y cerró el paso para volver a la playa. Y los Caro quedaron atrapados a 300 metros de la playa sobre los acantilados sin ninguna posibilidad de escapar. Siete guardavidas finalmente con una moto de agua los cruzaron uno a uno. Marina llegó a la ambulancia del 107 en estado de shock y con hipotermia. Todos fueron hospitalizados –el padre de familia, su mujer de 45 años, y los hijos María Belén Caro y Matías Caro-. Quedaron bajo observación en la guardia del Hospital Regional.
Mónica contó que el padre de familia en un momento llegó corriendo y dejó las cosas para volver a rescatar a su mujer y sus hijos. Una pareja que fotografiaba en el lugar con una cámara réflex acercó el objetivo del lente óptico y advirtió que la familia pedía auxilio a lo lejos.

ALERTAS Y DEMORA
"Yo pedí ayuda a unos chicos que andaban con una lancha y no quisieron ayudar" se quejó Mónica. "El primer llamado fue a las tres menos cuarto (14:45), volvimos a llamar a las tres (15). Prefectura vino a las tres y cuarto (15:15), después vino Defensa Civil, pero después de una hora" describió la mujer que alertó de la emergencia a este diario.
Mónica estaba indignada con la demora del rescate. "Empezamos a llamar a Defensa Civil, al 100 (Bomberos). Vino Prefectura después de una hora. Estoy con bronca porque sinceramente podrían haber venido antes, sin embargo vinieron primero a verificar. Había una familia pidiendo auxilio" denunció públicamente la mujer. "A Prefectura le dije que eran un par de inútiles, porque para qué van a venir a mirar si uno los está llamando porque las cosas están pasando, tienen que venir directamente" sostuvo Mónica.
Defensa Civil de Comodoro informó que a través de la radio frecuencia Prefectura dio el alerta sobre las 15:25 de la emergencia, y se llegó al lugar con guardavidas sobre las 15:45.

RESCATE
"Casi dos horas estuvieron en el agua" dijo Mónica. "Se sacó en la moto de a uno, con guardavidas apostados en los lugares que estaban las víctimas. El matrimonio estaba en situación crítica" describió Roberto Grupallo, jefe de guardavidas.
"Realmente tuvimos la suerte de cruzar la información con el tiempo suficiente para poder encontrarlos con vida. Unos minutos más y las dos personas mayores que salieron en peor estado, no hubieran tenido la suerte de salir con vida" dijo Grupallo que advirtió que esa playa no tiene servicio de guardavidas.
"Cuando nosotros vamos a playas que no tienen servicio de guardavidas, vamos en situación de emergencia, en donde la responsabilidad del Estado no está. Nosotros vamos a ir lo más rápido posible, esta vez salió bien, pero a veces vamos a buscar el cuerpo" explicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico