Rescataron a 16 mujeres víctimas de trata: hay 5 detenidos

Las víctimas eran explotadas en dos "bares" de Las Heras que fueron clausurados tras el operativo. Vivían hacinadas en pequeñas habitaciones. Entre las mujeres hay nueve argentinas, cuatro paraguayas y tres dominicanas.

La Policía Federal Argentina rescató a 16 víctimas de explotación sexual en la provincia de Santa Cruz y detuvo a cinco personas encargadas de la actividad. Además, los dos inmuebles en los que funcionaban las prácticas fueron clausurados.

Las actuaciones fueron desplegadas en forma conjunta por la División Trata de Personas "Área Interior" y la Delegación Comodoro Rivadavia de la Policía Federal, todo esto contando con la presencia de personal del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Por orden del Juzgado Federal de Caleta Olivia, a cargo de la Dra. María Yáñez, Secretaría Penal del Dr. Miguel Biscardi, se dispusieron dos allanamientos en inmuebles en los cuales funcionaban locales comerciales del tipo bar, ambos en la localidad de Las Heras, informaron medios santacruceños.

En el primer caso, fueron rescatadas 9 mujeres de nacionalidad argentina, todas ellas mayores de edad, y fueron detenidos tres hombres, también de origen argentino. Uno de ellos, de 64 años, resultó ser el dueño del lugar; el segundo, de 45 años, oficiaba de mozo, y el tercero, de 31 años, cumplía funciones como portero.

En la segunda inspección, las mujeres que eran sometidas a realizar los trabajos sexuales resultaron ser cuatro de origen paraguayo y tres dominicanas, todas mayores de edad. Allí, los aprehendidos fueron una mujer del Paraguay de 28 años de edad, encargada del lugar, y un hombre de 25 años de origen dominicano que hacía las veces de portero.

En este último caso, se constató que efectivamente las víctimas vivían hacinadas en pequeñas habitaciones, las cuales carecían de las condiciones mínimas de higiene.

Además, la encargada les retenía sus documentos para evitar que las mismas escaparan, aprovechándose así de la vulnerabilidad en la que todas ellas se encontraban.

En ambos sitios se secuestró dinero en efectivo, documentación de habilitación comercial para el expendio de bebidas alcohólicas y libros con anotaciones de "pases".

Finalizados los procedimiento y con la clausura efectiva de ambos locales, el juzgado determinó que todas las mujeres fuesen trasladadas hacia el asiento del Juzgado para que les fuese tomada la declaración indagatoria correspondiente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico