Rescató a tiempo a su madre que sufrió intoxicación con monóxido de carbono

El mal funcionamiento de un calefactor provocó que la propietaria de un domicilio de la calle Tripulación Gandul al 700 se desmayara por inhalar monóxido de carbono. El hijo la sacó al patio y pidió auxilio. Entre policías y bomberos reanimaron a la víctima que luego fue trasladada al Hospital Regional.

Rosa Puljic tiene unos 80 años y vive sola en una vivienda de la calle Tripulación Gandul casi Libertad, en el barrio Pueyrredón. Su marido se encontraba en otra de las viviendas y el hijo en la restante, todas dentro del mismo predio. Estaba por caer la tarde y este último fue a visitar a su mamá para recordarle que no olvidara tomar su medicación.
Eran las 18:30 y al ingresar al domicilio se encontró con su madre desvanecida en el suelo en medio de un fuerte olor a gas. Sin entrar en pánico, el hombre atinó a sacar a su madre al patio y recostarla para que aspirara aire puro. Luego llamó al 101 para pedir auxilio. Y tuvo suerte porque le contestaron enseguida, lo cual no es frecuente en los últimos tiempos en Comodoro.
Rápidamente los efectivos de la Seccional Tercera, a cargo del comisario Raúl Jones, pidieron una ambulancia y coordinaron con los bomberos para dirigirse con un tubo de oxígeno para ir ganando tiempo. De esa forma, estabilizaron a la octogenaria.
Rosa inhaló bastante monóxido de carbono por haber encendido un calefactor que hacía tiempo no se utilizaba. Días antes –contó el hijo de la mujer a la policía-- concurrió un gasista al domicilio y reparó uno de los artefactos.
No obstante, había quedado por arreglar ese calefactor que estaba en desuso y al parecer ante las bajas temperaturas la mujer ayer lo puso en funcionamiento. El hijo de la víctima describió a los efectivos que ese artefacto "quemaba mal".
La mujer fue trasladada hasta la guardia del Hospital Regional, donde quedó en observación a la espera de su evolución. Por su parte, el personal de Camuzzi cortó el servicio en esa vivienda hasta tanto se efectúen los arreglos adecuados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico