Retrotrajeron los despidos en Lufkin y los trabajadores levantaron el piquete

La empresa metalmecánica dedicada a la fabricación de equipos petroleros quería reducir su plantilla de personal a la mitad. Mientras dure la conciliación obligatoria, los trabajadores repartirán sus turnos entre el trabajo habitual y capacitaciones que brindará YPF. Así continuarán percibiendo sus sueldos íntegros.

Los trabajadores metalúrgicos levantaron el piquete frente a Lufkin, la empresa que a principios de esta semana envió 80 telegramas de despido. La conciliación obligatoria retrotrae las desvinculaciones laborales que serán reemplazadas por un nuevo diagrama de trabajo donde los tiempos muertos serán ocupados por capacitaciones.
La base de Lufkin en el barrio Industrial tiene 160 trabajadores. Por el número de telegramas enviados los trabajadores interpretan que la empresa pretende reducir la actividad a un solo turno. En los últimos meses hubo 50 retiros voluntarios y así pasaron de tres turnos a dos actuales.
"Acá el objetivo número uno era la reincorporación de los 80 compañeros despedidos. Nosotros viajamos a Rawson para tener una reunión, donde nos acompañó el intendente Carlos Linares", comentó Carlos Laperchuk, secretario general de la Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM), a El Patagónico.
"Hemos entrado a una conciliación obligatoria. Mientras dure esa conciliación se van a dar cursos de capacitación dentro del establecimiento fijando horarios, donde la gente va a cobrar el salario normal y habitual como lo venía haciendo. En ese sentido nos quedamos tranquilos", apuntó el sindicalista.
Los delegados explicaron a los trabajadores en la asamblea que las capacitaciones serán directas de YPF, por lo que no habrá supervisores de Lufkin presenciándolas. "Para que no les quieran presionar ni meter algo en la cabeza", decía uno de los delegados de los "metaleros" como se autodefinen.
Este plan de capacitaciones y trabajo será por 15 días hábiles, extensible a 25, y siempre que el panorama siga con baja actividad. En el caso de que haya requerimientos de la industria, la empresa informará para empezar a reorganizarse y volver a una actividad plena en la base.
Anteayer, Laperchuk viajó de urgencia a Rawson para asistir a una convocatoria con representantes de Lufkin en la Secretaría de Trabajo. Entonces los trabajadores mantuvieron la medida de fuerza martes, miércoles y ayer hasta recibir alguna propuesta que los convenciera, enfocados en evitar los despidos.
Lufkin fabrica los aparatos individuales de bombero (AIB) que en la industria petrolera son los más tradicionales para extraer petróleo crudo. El mayor comprador es YPF que ha tenido bajas de actividad, aunque luego de la mesa de monitoreo de la crisis petrolera el lunes puede que haya novedades positivas para los trabajadores.

UOM EN LA ROSADA

Laperchuk informó ayer que la UOM participará por primera vez de una negociación en conjunto con los petroleros. La mesa de monitoreo de la crisis petrolera en Casa Rosada es el lunes, con la presencia de ministros nacionales y del gobernador Mario Das Neves. Hasta ahora, además de los petroleros, asistía UOCRA.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico