Ricardo Bochini paseó la grandeza de su figura por Jorge Newbery

Se hizo tardar, porque muchos ídolos del "Rojo" fueron a buscar su firma en un local céntrico. Pero pasadas las 19:30, y en el marco del agasajo del "Lobo" a los más pequeños, el histórico enganche de 62 años concretó la invitación de Pablo "Pitu" Barrientos para conocer el club de sus amores.

Se hizo larga la espera, pero los 15' que duró su visita no fue desaprovechada por los más veteranos que estaban a cargo de un agasajo a los más pequeños y todos quisieron tener un retrato con Ricardo Enrique Bochini, el histórico enganche de Independiente de Avellaneda que visitó una vez más la capital petrolera para tener una cena de camaradería al cierre de esta edición con quienes sienten la misma camiseta.
La primera actividad del consagrado de Avellaneda tuvo lugar en un local de ropa deportiva, donde la presentación de su libro "Yo, el Bocha" llevó más tiempo de lo esperado para quienes querían llevarse el libro con la rúbrica de si ídolo.
La llegada de Bochini a Comodoro Rivadavia se dio gracias a la Peña de Santoro-Agüero.
Pero la visita en particular al Club Atlético Jorge Newbery tuvo a otro protagonista.
"Tengo una gran amistad con el 'Pitu' (Pablo) Barrientos, donde creo que él salió de este club. Al igual que sus hermanos, entonces el 'Pitu' me dijo que no deje de visitar a su club.
Y por eso hoy estoy acá con todos ustedes. Y viendo el marco de los festejos yo quiero felicitarlos por todo lo que hacen por los chicos de la ciudad. Yo también salí de un club muy humilde, de la ciudad de Zárate (del barrio de Barrio Villa Angus) un club igual al de ustedes. Por eso les deseo que tengan muchos éxitos con lo que lleven adelante. Y que puedan salir muchos más 'Pitus' como Pablo, que llegó al fútbol grande y triunfar, al igual que sus hermanos", destacó.
Disfrutar de los chicos y que tengan un espacio para hacer deportes fueron las breves declaraciones que Bochini dejó en claro a más del medio centenar de personas que lo recibieron en el salón de usos múltiples de la entidad "aeronauta".
Luego del corte de torta formal, y en un breve espacio donde no fue requerido por las fotografías. El jugador mantuvo un intercambio de declaraciones con El Patagónico.
"Siempre me motiva viajar por el país y recibir el cariño de la gente. Porque la verdad es lo más lindo que le puede pasar a un jugador de fútbol es disfrutar del juego y ser reconocido por su gente. Y si bien hace muchos años que yo dejé de jugar, las personas me siguen recordando porque creo que lo que hicimos dentro de una cancha fue para toda la gente, y eso no se olvida porque uno siempre trató de brindarse a su público", confesó.
Respecto al gesto de darse un tiempo y visitar un club de barrio como el "Lobo", en una agenda cargada de actividades sociales, el "Bocha" expresó: "Yo salí de un club de barrio humilde, donde jugaba. Primero en el baby fútbol del Estrada y luego jugué en la liga de Zárate con el club Belgrano. Y tengo una gran amistad con el 'Pitu' Barrientos ya que él me dijo 'anda a ver a este club' y lo hice porque Pablo es una gran persona, de los mejores que conocí en el fútbol. Más sabiendo que se estaba festejando el Día del Niño, que cuando a nosotros nos festejaban uno siempre esperaba conocer a un jugador de fútbol", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico