Riesgo de despidos

En los últimos días se concretó un plenario en el sindicato petrolero, donde en instancias de conciliación obligatoria, se analizó el cuadro de situación con más de 200 delegados, en la que el dato central fue la inminente situación de despido de cerca de 3.000 trabajadores directos, y otros 2.000 indirectos.
"Hoy por hoy tenemos paralizados 20 equipos perforadores, 28 de workover, 12 de pulling y casi 3.000 compañeros en situación de despido. Los yacimientos ya están parados. Tecpetrol ya paralizó 260 pozos y la idea de Pan American es no meter un mango más en la perforación", explicó el diputado provincial y referente sindical Carlos Gómez al enumerar una lista de la que esos números eran solo el comienzo.
De hecho, refirió que corren riesgo de paralización 19 equipos de pulling y 20 de workover de la empresa DLS; tres equipos perforadores y ocho de workover de San Antonio, "más allá de que hay seis equipos de workover que están trabajando de lunes a viernes y con un perforador que no tiene actividad tampoco de SP Argentina, y dos de pulling también paralizados de la misma empresa". Es un número que se multiplica si se cuentan trabajadores asociados a la actividad como transportistas, aguateros y empresas pymes y de servicio en general.
La posibilidad de bajas asociadas a lograr o no una mejor cotización del crudo de exportación llegan cuando recién concluye el plan vacacional masivo establecido desde diciembre y hasta mediados de enero que mantuvo a más de 1.400 petroleros en sus casas para reducir costos. La medida había abarcado a 41 equipos: 15 perforadores (14 de DLS y 1 de VenVer); 26 equipos de workover (22 de DLS y 4 de San Antonio), mientras se mantuvieron en actividad los equipos de pulling.

Fuente:


Las Más Leídas del Patagónico