Río Grande: hogar de increíbles paisajes

El gran atractivo del lugar está dado por la pesca, pero esta ciudad, ubicada en el norte de Tierra del Fuego, presenta otros como por ejemplo las distintas reservas naturales; las amplias estancias que reciben y alojan turistas; los museos y su peculiar gastronomía.

Río Grande se encuentra al norte de la isla grande de Tierra del Fuego y es llamada la "Ciudad Jardín". Es un lugar distinto, singular y natural a 1.145 kilómetros de Comodoro Rivadavia y 365 de Río Gallegos.
Si bien la mayor actividad turística en Tierra del Fuego se concentra en torno a Ushuaia, la ciudad de Río Grande y sus alrededores, brindan un amplio y variado abanico de atractivos. Es un punto turístico cada vez más elegido y en verano, sus plazas hoteleras se ven repletas y se eleva notoriamente el consumo gastronómico con visitantes que degustan la típica comida regional: truchas y cordero fueguino.
La ciudad cuenta aproximadamente con 90.000 habitantes y está conformada por anchas avenidas, galpones industriales, viviendas y construcciones de la antigua Misión Salesiana de fines del siglo XIX. En el Casco Viejo, predominan las casas de madera, pintadas con mucho colorido y techos de chapa.
Allí se puede contemplar la naturaleza virgen, observar lugares que la mano del hombre no ha deteriorado, como las llanuras de la estepa fueguina, donde es muy común ver tropillas de guanacos australes, además de los calmos y serpenteantes ríos y el parque fueguino donde comienzan las primeras elevaciones, hasta los lagos cordilleranos rodeados de bosques y montañas.
Esta zona es habitualmente elegida por fanáticos pescadores nacionales y extranjeros para practicar fly cast y spinning. El salmón encerrado, la trucha arco iris, la marrón o europea y la de arroyo o salmonada, habitan en ríos, arroyos y lagos próximos a Río Grande.
La pesca deportiva puede realizarse a bordo de una embarcación o vadeando el río, es decir recorriéndolo a pie por sus orillas, siempre con expertos guías locales, y se practica en tres modalidades: casting, fly casting y trolling o pesca de arrastre, la cual garantiza mayores posibilidades de captura.
Los cursos de agua más famosos de esta zona son los lagos Lolog, Huechulafquen, Falkner y Correntoso, y el río Chimehuin, al que se reconoce por la calidad de sus truchas.
Además, esta ciudad es sede en diciembre de la "Fiesta Provincial del Róbalo", una especie muy valorada por los pescadores; y desde 2003, "Capital de la Pesca Deportiva de la Trucha", que en noviembre atrae a aficionados de todas partes. En esta zona se pueden llegar a pescar ejemplares de hasta 15 kilos y en cercanías de la ciudad se hallan afamados lodges de pesca para visitantes de todo el mundo.
Por otra parte, a 14 km de la ciudad, sobre la ruta Nacional 3, está situada la Misión Salesiana de Don Bosco, un complejo religioso e histórico, de grandes dimensiones y todo pintado de blanco, que cuenta con escuela agrotécnica, vivero, museo, capilla, enormes galpones y escuela de equitación.
A la Misión concurren jóvenes de toda la Patagonia que aprenden a elaborar distintos productos como dulces y quesos, que luego se comercializan a nivel regional, colaborando con el sustento de este complejo.
Otro lugar que vale la pena conocer es el Museo Histórico y de Ciencias Naturales "Monseñor José Fagnano", que abarca tres edificios y en una de sus salas se pueden ver reproducidas las chozas de las tribus Selk'nam.
Además a través del Turismo de Estancias, se pueden conocer los establecimientos rurales de la zona Norte. Una de las estancias que recibe turistas es "Las Hijas", donde se ofrecen clases de pesca, cabalgatas, interpretación de la naturaleza, paseos por el casco. Está ubicada en la Ruta "G", Kilómetro 7. Por su parte, la estancia "Rolito", además de ofrecer cabalgatas, caminatas y safaris fotográficos, brinda hospeda a sus visitantes en 6 habitaciones dobles con las comodidades características de una casa de campo. Mientras que "María Behety", fue declarada "Bien de Interés Histórico Nacional", y cuenta con 40 kilómetros de costa sobre el famoso Río Grande. Posee dos lodges de pesca con servicio internacional.
Las reservas de la zona de Río Grande constituyen magníficos escenarios para la observación de una gran diversidad y cantidad de aves. La Reserva Costa Atlántica es la más importante de esa zona del territorio fueguino. Está incluida en la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras con la categoría de "Reserva Hemisférica". Es un área protegida provincial de importancia internacional para la supervivencia de diversas especies de aves costeras migratorias.
Por su parte, la Reserva Laguna de los Patos es un espacio recreativo urbano que cuenta con un sendero delimitado que permite llegar a un observatorio, donde los visitantes pueden contemplar las más de 50 especies de aves que se aglomeran en la zona, en un paisaje totalmente estepario. Patos, garzas, cauquenes, chorlitos, zorzales y otras aves nidifican, descansan y se alimentan en esta laguna. En el invierno es posible realizar patinaje en hielo ya que esta laguna se congela por las grandes heladas.
La Reserva Punta Popper es otra área recreativa y cuenta con cartelería que ayuda al visitante a entender la importancia del atractivo y las especies de aves observables.
El conocido Cabo Domingo es también un punto de interés turístico cercano a Río Grande. Este lugar está situado a 16 kilómetros al norte de la ciudad, sobre Ruta 3.
Fue designado "sitio arqueológico" debido a su importancia histórica y cultural. También se destaca este punto geográfico por ser un mirador natural que posee excelentes vistas panorámicas del ambiente de estepa.
Ya sea por los paseos náuticos, la pesca, las reservas naturales o sus históricas estancias ganaderas es fácil entender porqué se la llama "Ciudad Jardín" a Río Grande. Los paisajes, su ritmo de vida y las actividades turísticas conviven armoniosamente para ser disfrutadas por los amantes de la naturaleza y la paz que hay en ella.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico