Ritmo, color y alegría se fusionaron en el Encuentro Nacional de Murgas

El penetrante ritmo marcado por el sonido de bombos, tamboriles, redoblantes y platillos, compaginado con la colorida indumentaria de cientos de niños, jóvenes y adultos que desplegaron contagiosos y frenéticos bailes callejeros, dieron vida al Tercer Encuentro Nacional de Murgas que finalizó ayer en la ciudad del Gorosito.

Caleta Olivia (agencia)
El encuentro de dos jornadas fue organizado por la murga caletense "Los Covacheros", que se constituyó en la anfitriona de delegaciones que arribaron desde diferentes localidades patagónicas y de otras regiones del país.
La apertura tuvo lugar el sábado en la plazoleta del Gorosito pero no se utilizó la avenida Independencia para el desfile ya que los responsables del sistema de sonido que aportó el municipio, no quisieron instalar los equipos en ese lugar bajo el pretexto de que el pronóstico meteorológico que tenían del día anterior era desfavorable.
Contrariamente a esos infundados presagios, las condiciones climáticas fueron excelentes. Por ello los organizadores decidieron a último momento realizar la presentación en la plazoleta del microcentro y luego dirigirse hacia el complejo deportivo "Ingeniero Knudsen", donde ya se había instalado el sonido.

OTRO CLIMA
Pero más allá de ese imponderable, merece destacarse la presencia y despliegue de aportaron, además del anfitrión, los grupos que llegaron de otras localidades, generando una manifestación popular muy distinta a la que se reflejan en los ya habituales conflictos sociales.
Entre ellas se encontraban la Murga de la Abuela (Punta Alta), Vía Libre, Faroleros del Carnaval, Portadores, La Lomita y Contala como Quieras (todas de Bahía Blanca), El Rejunte (Sarmiento), Ángeles y Piratas, Impacto Murguero y Simpáticos Caraduras (todas de diferentes barrios de Comodoro Rivadavia) y Batucada Timbalada (Punta Arenas – Chile). En la segunda jornada se fueron sumando otros grupos que arribaron desde Río Negro y Córdoba, algunos de los cuales demoraron el viaje debido a dificultades de paso por rutas en zonas donde se produjeron grandes incendios de campos.
En este encuentro que fue presenciado por gran cantidad de público, se fortaleció un movimiento artístico que tiene sus raíces en España y se fue extendiendo a países sudamericanos donde fue adquiriendo diferentes particularidades rítmicas y danzantes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico