River cayó ante Barcelona en la final

El equipo de Marcelo Gallardo perdió ante los catalanes en la final por 3-0 y no concretó el sueño de ser campeón del mundo. Messi (PT 35m) y Suárez (ST 4 y 23m) hicieron los goles.

River perdió con Barcelona 3-0 en final del Mundial de Clubes de Japón y no coronar el sueño de ser campeón del mundo. Lucharon hasta donde pudieron los dirigidos por Marcelo Gallardo, pero sucumbieron con holgura ante el mejor equipo del planeta.

​Puede sonar paradójico porque el partido terminó con tres goles de diferencia y con la sensación de que pudieron ser varios más, pero River hizo una primer tiempo casi perfecto. Le dio dura batalla al campeón de Europa, con actitud, presión alta para incomodar la salida que es una marca registrada de los catalanes y con algunas aproximaciones como para entusiasmarse.

Barcelona, hasta el gol, llegó dos veces con peligro serio, más allá de varias incursiones en ataque en las que al tridente le faltó la puntada final. En la primera, a los 10 minutos, tras un gran pase de Iniesta, Messi quedó cara a cara con Barovero, sacó un remate bajo, casi imposible, pero Trapito hizo una de las atajadas de su vida.

En la segunda, a los 35, Mercado perdió inexplicablemente de arriba con Neymar y Messi, en posición de 9, terminó con la paridad. El gol fue un impacto para los argentinos y cerca del cierre, ya con más espacios, Suárez definió afuera cuando tenía el 2-0 al alcance de la mano, luego de un pase genial de Messi, tras sacar a pasear a Vangioni.

Antes de eso, el campeón de América se aproximó con un par de tiros de esquina y con algunos remates de media distancia de Alario y Mora, que no le llevaron mayores complicaciones al chileno Claudio Bravo.

Para el complemento Gallardo dispuso los ingresos de arranque de Lucho González y Pity Martínez por Ponzio y Mora, pero el planteo de buscar un poco más adelante no dio resultados. A los cuatro minutos entre Sánchez y Lucho se equivocaron en la salida y Lucho Suárez no perdonó, esta vez ante una respuesta un poco floja de Barovero.

El 2-0 fue un golpazo letal para las aspiraciones de River, que en el tramo siguiente fue víctima de un toqueo brutal de los catalanes, que estuvieron tres veces a punto de estirar el resultado, pero Messi falló dos veces y Suárez perdió con el arquero. Era baile.

A los 23, se empezó a rubricar la goleada y fue con combinación del tridente MSN. Messi la abrió para Neymar, el brasileño tiró un centro pasado y el uruguayo, de cabeza la puso bien lejos contra el segundo palo. Golazo.

De ahí al final los dos contaron con chances para volver a mover el resultado. Ya con el juego sentenciado River contó con dos claritas: Bravo le sacó un gran cabezazo a Alario y el palo devolvió un remate de Pity Martínez. Quizás hubiera sido un premio consuelo el descuento, pero la diferencia de tres goles fue tan real como inapelable.

Fuente: TyC Sports

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico