River Plate apuesta a un esquema distinto para sumar poder ofensivo

La continuidad de Iván Alonso como compañero de Rodrigo Mora, y sumar un volante ofensivo en reemplazo del doble cinco, son las alternativas que evalúa Marcelo Gallardo.



El director técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, estudia la permanencia del uruguayo Iván Alonso en la delantera junto a su compatriota Rodrigo Mora para la revancha con Independiente del Valle de Ecuador, que se jugará este miércoles en el Monumental por los octavos de final de la Copa Libertadores.
De confirmarse esa intención, el ex Colón Lucas Alario, que el sábado jugó la totalidad del intrascendente partido ante Vélez Sarsfield por el torneo local, quedará al margen del equipo que deberá revertir una desventaja de 0-2, sufrida el jueves pasado en Quito.
Además, el entrenador "millonario" evalúa desarmar el doble cinco en la parte central del mediocampo para ubicar a un volante ofensivo más con el objeto de ganar presencia ofensiva. Sebastián Driussi por Leonardo Ponzio es una de esas posibilidades para el juego decisivo con los ecuatorianos.
El resto de la formación sería la misma que perdió el encuentro de ida. Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatán Maidana, Eder Alvarez Balanta y Milton Casco: Camilo Mayada, Nicolás Domingo, Ponzio o Driussi; Andrés D'Alessandro; Mora y Alonso sería el once probable.
El plantel de River regresó ayer a los entrenamientos en el predio de Ezeiza a puertas cerradas con un trabajo táctico del que no participaron los futbolistas que el sábado igualaron sin goles con Vélez en el Monumental, por la 13ª fecha del Campeonato de Primera División.
Quienes actuaron ayer se limitaron a un circuito regenerativo, a excepción del mediocampista Gonzalo Martínez, que estuvo ausente por razones personales. En tanto, el uruguayo Tabaré Viudez, con una pubialgia, y Leonel Vangioni, que se recupera de un desgarro, se entrenaron de manera diferenciada.
En otro orden, la revancha ante Independiente del Valle será el cruce eliminatorio número 17 en la era de Marcelo Gallardo, que acumula apenas dos derrotas en ese tipo de llaves ante Huracán en la Copa Sudamericana 2015 y con Barcelona en el Mundial de Clubes de ese mismo año.
En el resto de las series disputadas, el equipo del "Muñeco" Gallardo siguió en carrera y por eso sumó en sus vitrinas cuatro copas internacionales: Sudamericana 2014, Libertadores 2015, Recopa 2015 y Suruga Bank 2015.
En la Sudamericana 2014 jugó cinco eliminaciones y pasó esos diez partidos sin derrotas, dejando en el camino a Godoy Cruz (1-0 y 2-0), Libertad (3-1 y 2-0), Estudiantes (2-1 y 3-2), Boca (0-0 y 1-0) y Atlético Nacional Medellín (1-1 y 2-0).
En 2015 le ganó a San Lorenzo los dos partidos (1-0-y 1-0) de la final de la Recopa, luego en la Copa Libertadores avanzó tras despedir a Boca en octavos (1-0 y 0-0), luego a Cruzeiro (0-1 y 3-0), Guaraní (2-0 y 1-1) y en la final a Tigres (0-0 y 3-0) y en la Suruga le ganó al Gamba Osaka (3-0).
En la segunda mitad del año pasado disputó la Copa Sudamericana, donde arribó a la semifinal tras eliminar a Liga de Quito (2-0 y 0-1) y Chapecoense (3-1 y 1-2) para luego sufrir la primera eliminación de la era Gallardo ante Huracán (0-1 y 2-2).
Finalmente, en el Mundial de Clubes le ganó en semifinales al Sanfrece Hiroshima (1-0) y perdió en la final ante Barcelona (0-3), cerrando un saldo muy favorable en cruces eliminatorios, con 18 victorias, seis empates y cinco derrotas en 29 partidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico