River-Quilmes se suspendió por la lluvia y se jugará esta tarde

El árbitro Fernando Rapallini tomó la decisión después de recorrer el campo de juego del estadio Monumental en dos oportunidades y resguardó a los protagonistas y al público de los pronósticos de descargas eléctricas.

El debut de River Plate en el torneo de Primera división ante Quilmes en el estadio Monumental fue postergado para hoy por la intensa tormenta que azotó ayer a la ciudad de Buenos Aires.
El encuentro válido por la primera fecha de la Zona 1 debía jugarse desde las 19:15 en el barrio porteño de Núñez pero el árbitro Fernando Rapallini por las malas condiciones climáticas decidió suspenderlo media hora después.
Luego de una reunión entre los dirigentes de ambos equipos se definió que el partido se jugará hoy a la misma hora, según notificó la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).
Rapallini salió a recorrer el campo de juego el estadio Antonio Vespucio Liberti, en dos oportunidades, notó varios sectores que estaban anegados pero principalmente resguardó a los protagonistas y al público de los pronósticos de descargas eléctricas.
"El partido fue suspendido. Salimos 18:30 y la cancha estaba anegada, después salimos 18:50 más cerca del horario del partido y había bajado el agua pero seguía lloviendo. Esperamos el parte del Servicio Meteorológico Nacional y persistían las lluvias y descargas eléctricas. El partido no estaba en condiciones de jugarse", afirmó Rapallini.
El juez agregó que los dirigentes estuvieron de acuerdo con la decisión que tomó "junto al cuarteto arbitral" y que valoraron la "voluntad" para que se juegue pero que las "condiciones de la cancha y climáticas no lo permitieron".
Por el lado de River Plate, el presidente, Rodolfo D'Onofrio, comentó que el campo de juego drenó la gran cantidad de agua que cayó drenó pero mucha quedó por debajo del pasto lo que iba a impedir el normal desarrollo del partido.
Con esta decisión, el DT del 'Millonario' fue beneficiado indirectamente ya que tendrá un día para esperar la recuperación de Luis González y Leonardo Pisculichi, quienes habían sido marginado de la concentración por un síndrome gastrointestinal horas antes de la hora del partido.
Para reemplazarlos, el entrenador se había inclinado por Nicolás Bertolo y Gonzalo Martínez y para completar el banco de suplentes sumó a los uruguayos Tabaré Viudez y Camilo Mayada.
El plantel de River se quedó concentrado en el estadio Monumental.
Por su parte, Quilmes, que fue representado en la reunión por el vicepresidente segundo, Carlos Coloma, tenía la intención de jugar porque el viernes tiene programado el segundo partido del campeonato contra Colón de Santa Fe, como local, y el martes próximo ante Banfield.
Tras confirmarse la decisión de postergar 24 horas el encuentro, la dirigencia solicitó también posponer los mencionados compromisos para sábado y miércoles, respectivamente.
Para la presentación en el torneo, el DT Alfredo Grelak había elegido como titulares a Walter Benítez; Maximiliano Paredes, Alan Alegre, Juan Celaya y Leonel Bontempo; Adrián Calello, Rodrigo Braña, Matías Morales y Sebastián Romero; Fernando Elizari y Ezequiel Rescaldani.
"Tenía la ilusión de que se podía jugar pero me pareció correcta la decisión de suspender", expresó Grelak, quien finalmente debutará mañana en el banco de suplentes del 'cervecero'.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico