River venció a Sanfrecce y espera a Barcelona en la final

El millonario se impuso 1 a 0 con un gol de Lucas Alario. En el primer tiempo la pasó mal y Barovero fue figura. Los españoles deben superar al Guangzhou para llegar al gran partido del domingo.

Desde el comienzo el conjunto de Núñez empezó presionando, molestando la salida y recuperando la pelota rápido en campo rival pero el dominio no se tradujo en situaciones de riesgo y fue el elenco nipón el que contó con las ocasiones más peligrosas en los 45 minutos iniciales.

Empezó más cómodo en la cancha el "Millonario" con posesiones largas, moviendo la pelota de lado a lado buscando los espacios ante un rival que se refugió cerca de su arco. Recién a los 15' logró inquietar con un par de tiros de esquina aunque sin demasiado riesgo.

Domina pero no inquieta el elenco argentino. No encuentra pases entre líneas o espacios para desnivelar y, lo más peligroso, viene de la presión bien alta tras la pérdida del balón ante un conjunto japonés que intenta jugar por abajo siempre.

Sanfrecce lentamente se fue acomodando en la cancha y con pelotazos largos logro desacomodar la defensa de River y llegar con peligro al área de Barovero, que a los 25', a los 32' y 39' tuvo tres intervenciones salvadoras.

La primera ante un mano a mano, la segunda con un manotazo ante un remate con destino de red y la tercera tras otro disparo esquinado que el arquero envió al córner con una estirada espectacular.

En el complemento, River avisó desde el arranque con su chance más clara ante el arco japonés. Un centro al segundo palo de Mercado que Alario metió al centro del área y Mora solo ante la portería remató desviado.

El Millonario tiene en cancha lo mejor que tiene sin especular con el escaso nombre del rival en las competencias importantes. Marcelo Gallardo dispuso que Leonardo Pisculichi sea el enganche, saldando la única duda que quedaba de cara al partido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico