Roban auto de periodista y lo arrojan desde un acantilado

Un flamante automóvil Ford Focus que había sido robado el sábado en una calle céntrica de Puerto Deseado, perteneciente al periodista y propietario de una emisora radial, Lucas Sánchez Sciani, fue encontrado el domingo seriamente destrozado en una zona de acantilados donde los ladrones lo lanzaron desde casi 30 metros de altura.

Caleta Olivia (agencia)
El sitio del hallazgo se denomina "Cueva de los leones" y está situado a unos 4 kilómetros de la zona urbana, prácticamente en la desembocadura de la ría. Hasta anoche la policía procuraba esclarecer el hecho delictivo e identificar a los autores.
En diálogo con El Patagónico, el propietario de la emisora radial que lleva el nombre de la ciudad no descartaba que el robo responda a represalias de personajes del ámbito delictivo ya que en varias ocasiones el comunicador recibió amenazas anónimas por la difusión de varios hechos.
Admitió también que cometió el error de haber dejado las llaves puestas cuando descendió para realizar una diligencia personal en horas del mediodía del sábado y que en el interior del habitáculo había dejado una notebook y una cámara de fotos Nikon.
Tras realizarse la denuncia, se inició una intensa búsqueda por toda la zona urbana y costera, chequeándose también algunas cámaras de seguridad, hasta que el auto finalmente fue encontrado a media tarde del domingo por vecinos que recorrían la zona de rocas conocida como "Cuerva de los leones".
Los desconocidos lo había arrojado desde unos 30 metros y el impacto principal lo sintió en la parte trasera, la cual quedó totalmente deformada. En el interior había desaparecido la netbook, pero se hallaba la cámara fotográfica ya que el periodista acostumbraba a dejarla debajo de uno de los asientos delanteros.
Se cree que los delincuentes mantuvieron oculto el Ford Focus durante la jornada del sábado y al hacerse pública su búsqueda, decidieron desprenderse del mismo y lo llevaron el domingo de madrugada a la zona de acantilados, donde fue divisado a media tarde de esa misma jornada.
La hipótesis de que se trató de una represalia se basa en que bien pudieron abandonarlo sin necesidad de arrojarlo al vacío, en tanto que antes de que lo hallaran, Sánchez Sciani había posteado en su Facebook: "Bueno amig@s acá estoy escribiendo esto con varios sentimientos mezclados, pero entero. Angustia, bronca, impotencia. Duele y mucho. Un hecho delictivo más y me tocó a mí como a tantos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico